Los colegios farmacéuticos afirman que la Xunta paga «bien y en plazo»

Núñez Feijóo reclama medidas para devolver la solvencia al Sistema Nacional de Salud

SANTIAGO Actualizado:

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tiene claras las asignaturas pendientes que dejó sin resolver el ahora gobierno en funciones. Entre ellas, citó devolver la solvencia al Sistema Nacional de Salud, un deber que ahora —recuerda— deberán afrontar sus nuevos gestores. A su juicio, «éste será uno de los problemas más graves con los que se encuentre el Ejecutivo de Mariano Rajoy; 17.000 millones de euros de deuda».

Según dijo, el «Ministerio de Sanidad no puede limitarse a ostentar el rótulo en el edificio», al tiempo que pidió a este departamento que «asuma sus competencias y pacte con los presidentes autonómicos una solución para el sistema sanitario público». En todo caso, matizó, como diagnóstico general, que «dentro de una economía española que está en la UCI, la gallega está enferma».

En este marco, afirmó que la Xunta «gasta tres veces más en farmacia que en universidades», 1.200 millones de euros frente a 400, lo que considera señal de «un problema estructural» que se da en toda España por lo que, insistió, «espero que este sea uno de los ejes de innovación del futuro Gobierno».

En cuanto a la polémica que ha suscitado el supuesto retraso en los pagos de la factura de noviembre a las farmacias, Núñez Feijóo cuestionó la justificación de las quejas. Al respecto, informó que la Xunta abonará el pago en seis partes entre enero y junio de 2012, al tiempo que reivindicó que su Gobierno «paga en un plazo espectacular». «Es curioso que un servicio de salud que paga el día diez de cada mes pueda levantar alguna crítica porque un mes lo deje aplazado para el próximo año».

En esta misma dirección se pronunciaba también la conselleira de Sanidad, Pilar Farjas, quien explicó que Galicia paga puntualmente cada mes el gasto del mes anterior, salvo en el caso de diciembre, que, a petición de la Consellería de Hacienda, por posibles problemas de tesorería, se paga en seis fracciones mensualmente a partir de enero. Una cantidad que, no obstante, los colegios adelantan a los responsables de las farmacias.

Ante las críticas recibidas por la oposición pidiendo explicaciones sobre el impago, la titular sanitaria resaltó la importancia del comportamiento de Galicia en el pago a la farmacia, en un contexto en que otras autonomías lo están retrasando, mientras que su departamento paga «a los 10 días de presentación de la factura».

Contundente se mostraba la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Pontevedra, Alba Soutelo, al afirmar que las farmacias gallegas «han cobrado siempre puntualmente». Si bien, tras destacar que «la Xunta paga muy bien y a tiempo», vinculó la mala situación de algunas boticas a las «medidas de recorte de los dos últimos años. «Los reales decretos no han contemplado que hay farmacias que facturan mucho menos que otras y que ahora están al límite», sentenció.