Caamaño renuncia a liderar al sector crítico en el congreso socialista del próximo mes
Caamaño, en un mitin de las elecciones generales de noviembre - O. CORRAL

Caamaño renuncia a liderar al sector crítico en el congreso socialista del próximo mes

Asegura desconocer si habrá candidatura alternativa y dice que a nivel orgánico aspira, «como mucho», a ser secretario provincial

F. CRIADO
SANTIAGO Actualizado:

El juego de idas y venidas que ha protagonizado en los últimos meses sobre la posibilidad de encabezar una candidatura alternativa a la de Manuel Vázquez parece haber acabado. Ayer, Francisco Caamaño descartaba la posibilidad de liderar a los sectores críticos dentro del partido en el congreso que arrancará el nueve de marzo. El diputado del PSOE por la provincia de La Coruña y presidente de los socialistas coruñeses defiende que su aspiración máxima es la secretaría provincial coruñesa, que actualmente ocupa Salvador Fernández Moreda. «Fue lo que siempre dije y el Congreso de Sevilla no lo cambió», reiteraba ayer.

Pero más allá de La Coruña, Caamaño no tiene planes, según explicaba ayer en una entrevista en RNE. Mermado tras la victoria de Rubalcaba, al que sí apoyó Manuel Vázquez en Sevilla, el exministro de Justicia no definió demasiado sus planes en Galicia de cara a la cita de marzo, un congreso con muchos críticos pero solo una lista.

Lo que no descartó, tras ser preguntado al respecto, es presentarse a unas elecciones primarias si se convocan de cara a la elección de candidato socialista para la Xunta. «Yo nunca quiero adelantarme a los acontecimientos, lo principal es tener un proyecto de Gobierno, ilusionante, y si hay ese programa, ese proyecto para Galicia, Francisco Caamaño y otros militantes estaremos ahí», manifestaba al respecto.

El último titular de Justicia del gabinete de Zapatero tampoco se quiso pronunciar sobre las posibilidades de que, a diferencia de lo ocurrido en el año 2009, Manuel Vázquez tenga enfrente a un opositor en la cita de marzo. «Pues no lo sé», contestaba antes de definir al líder del partido en Galicia como un «buen secretario xeral» que «tiene posibilidad de seguir en ese cargo». «Desconozco si va a haber más, cada cosa en su momento».

Regular las primarias

Caamaño indicó que para que pueda haber un proceso de primarias en Galicia para la elección de candidato a la Xunta antes habría que tener determinado a nivel federal el reglamento para todo el PSOE, algo que ocurrirá en la conferencia de organización del mes de abril. De este modo, para celebrarse en la Comunidad, antes habría que tener «resuelta esa incógnita», que podría resolverse en una fecha muy tardía si en Galicia se produce un adelanto electoral.

A diferencia de Vázquez, que consideró que el congreso era «inoportuno» y pedía que se cerrase cuando antes el debate orgánico en atención a un posible adelanto electoral, Caamaño defendió el «debate» en el seno de la formación, un «ejercicio de democracia y transparencia con la ciudadanía». «Yo creo que es bueno que haya diálogo y debate, y que una vez que acaben los procesos de elección, haya lealtad y apoyo al candidato. Es bueno para legitimar la democracia ante la ciudadanía», manifestaba.

Caamaño consideró que el PSdeG alcanzó en el el congreso federal de Sevilla una «buena representación» en la ejecutiva —en la que él mismo quedó excluido—. En la medida en que Vázquez está en ella, como vocal, añadía el diputado en el Congreso, «se puede hacer perfectamente» la lectura de que la cita ha sido un respaldo para el secretario xeral.

Asimismo, el exministro de Justicia consideró que en Galicia no se dan circunstancias «objetivas» para que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, adelante las elecciones gallegas, que de agotarse el calendario legislativo tendrían que celebrarse en marzo de 2013. Si hubiese un adelanto, sería por cuestiones electoralistas, agregaba Caamaño, y con él Feijóo estaría poniendo por encima de los intereses de Galicia los de su partido. «No sería la mejor manera de atender a los gallegos».