CRISIS INTERNA DEL PSDEG

Caamaño apela al «consenso» y Lage habla de «renovación»

ABC
SANTIAGO Actualizado:

El presidente provincial y ministro de Justicia en funciones, Francisco Caamaño, apeló ayer al consenso en el proceso de renovación del PSOE, mientras que José Manuel Lage Tuñas insistió en «abrir una nueva etapa». El comité provincial del PSdeG, celebrado ayer en La Coruña, aprobó por unanimidad la convocatoria el próximo 21 de enero de un congreso provincial extraordinario en el que se elegirán los 19 delegados para el 38 Congreso Federal del PSOE, que se celebrará en Sevilla del 3 al 5 de febrero.

El discurso del secretario general de los socialistas gallegos, Manuel «Pachi» Vázquez, durante su intervención en el comité nacional del sábado en Santiago parece no haber convencido a todos por igual, puesto que las voces discrepantes siguen pidiendo turno de palabra. El sector crítico volvió a abogar en la ciudad herculina por una candidatura renovadora que abandere un «proyecto de cambio y renovación en el PSOE atendiendo al mensaje que nos dieron los ciudadanos en las urnas». «No podemos pensar que la crisis económica es la única responsable de nuestra pérdida de apoyo electoral, sería estar haciéndonos trampas», subrayaba Lage Tuñas.

El responsable socialista valoró el «esfuerzo» del candidato socialista a las pasadas elecciones generales, aunque insistió en «abrir una nueva etapa en el socialismo, sin que esto suponga prescindir de los consejos y conocimientos que tiene Rubalcaba».

No piensa igual Caamaño, quien apeló al «consenso» en la elección de los diecinueve delegados que representarán a la militancia de La Coruña en el congreso Federal en el que se elegirá el nuevo secretario general del PSdeG. El ministro en funciones pidió a los socialistas «unir esfuerzos y olvidar las tensiones del pasado» porque «sólo así empezaremos a ganar el respeto de los ciudadanos y de nosotros mismos». Mientras, el secretario provincial del PSdeG, Salvador Fernández Moreda, apostó por un «rearme ideológico» de los socialistas a partir de «reformas ideológicas y orgánicas».