Los altos cargos de la Xunta costaron este año un 31% menos que los del bipartito
La sede del complejo administrativo de San Caetano, en Santiago de Compostela - ABC
administración

Los altos cargos de la Xunta costaron este año un 31% menos que los del bipartito

Se ha rebajado en un 74 por ciento el gasto autonómico en alquileres y cánones

E. P. RODRÍGUEZ-SOMOZA
SANTIAGO Actualizado:

Lo prometió durante la campaña electoral de 2009 y lo ratificaba días más tarde en Montevideo (Uruguay), donde ya como electo presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijóo avanzaba un «gran plan de austeridad» para el Gobierno gallego.

Entonces, tras su gira por el Cono Sur, Feijóo hablaba de una reducción de departamentos autonómicos, de altos cargos y de personal de confianza. Hoy, a punto de cumplir los tres años al frente de la Administración autonómica de Galicia, los datos muestran un recorte en dos años de más de un 31% en el coste de los altos cargos de la Xunta.

Así lo refleja la comparativa de los datos publicados ayer por el Instituto Gallego de Estadística en el Anuario «Galicia en cifras», correspondiente a 2010, que en su capítulo de Gastos de los presupuestos iniciales de la Administración General de la Comunidad Autónoma recoge las principales variables de contenido estadístico sobre los diferentes ámbitos y materias de la realidad socioeconómica relativas a Galicia.

El cuadro comparativo muestra fuertes diferencias entre los gastos del último año presupuestado por el bipartido, formado por socialistas y nacionalistas, y el que se cierra estos días, diseñado para 2011 por el actual Ejecutivo del PP. Solo atendiendo a los gastos de personal, estos descendieron un 4 en 2011, marco en el que llama la atención la fuerte merma que se desprende del coste que supusieron los altos cargos este año para las arcas autonómicas, un 31 menos que en 2009. La Administración autonómica destinó este ejercicio 7,9 millones, consignados en sus presupuestos, a pagar las nóminas de las personas con alta responsabilidad.

Estas cifras se derivan de una de las primeras medidas tomadas por Feijóo al mes de llegar a San Caetano, cuando hacía pública una nueva estructura del Gobierno gallego, pasando de trece a diez Consellerías, y de 125 a 66 centros directivos; esto es, direcciones generales, secretarías generales y delegados provinciales, entre otros. Uno de los primeros decretos aprobados por el mandatario autonómico reducía en un 47 el número de altos cargos en la Xunta. En la misma línea se mantiene la reducción en gastos de personal de confianza, capítulo al que la administración de Núñez Feijóo destinó 6,6 millones de euros, con una reducción de algo más del 22 con respecto a hace dos años.

A pesar de bajar el gasto en altos cargos y en personal de confianza, el presupuesto total de la Xunta para personal creció en 2010 un 0,7 debido al aumento del personal funcionario y laboral. En 2011 el capítulo de personal se rebajó por primera vez un 4,7, hasta los 1,7 millones de euros.

Atendiendo a los gastos en bienes corrientes y servicios, destacados en el estadística gallega, cabe señalar el importante ahorro que han supuesto los dencensos efectuados en pago de alquileres y cánones en el presupuesto de la Xunta de Galicia en el presente ejercicio, con una rebaja cercana al 74; pasando de 33,8 millones de euros en el último año del bipartito a 8,8 millones en este 2011.

Otro de los capítulos en los que destaca el gasto público son los activos financieros. Mientras que la concesión de préstamos al sector público mantiene el contador a cero, al igual que la adquisición de acciones, la participación en fondos de garantías patrimoniales se estrenó con 20 millones de euros. Del mismo modo, se mantiene la aportación al fondo de garantías de avales, con una bajada del 17%.