OURENSE

Un adulto y un niño, heridos graves en un incendio en el centro de Carballiño

El alcalde agradeció la colaboración de los vecinos

OURENSE Actualizado:

Trece vecinos de la localidad ourensana de Carballiño, hubieron de ser hospitalizados en el día de ayer como consecuencia de la inhalación de gases y las quemaduras ocasionadas por las llamas en el incendio de un edificio de ocho plantas sito en la calle Tomás Mosquera de la villa del Arenteiro. Según el informe y parte médico remitido por el Sergas, el 061 recibió a las 12:17h del día de ayer una alerta por incendio en dicho inmueble siendo atendidos un total de 13 ciudadanos de los que 6 fueron dados de alta en la misma jornada y siete tuvieron que ser trasladados a distintos hospitales del Sergas donde permanecen ingresados.

El informe detalla que uno de los heridos, menor de edad (4 años), fue trasladado directamente al Complejo Hospitalario Universitario de Coruña y otro de 74 años (Edelmiro Mateo Prado, ex concejal socialista de la localidad) hubo de ser trasladado con urgencia a Povisa con «quemaduras de distinta consideración». Su estado revestía gravedad.

Otros cinco heridos fueron trasladados ayer al Complejo Hospitalario Universitario de Ourense y dos de ellos derivados a la Unidad de Quemados de Povisa con quemaduras de distinta consideración (H.P.L., y L.N.L., ambas mujeres de 41 y 68 años respectivamente). Otra mujer —M.N.G. de 66 años— ingresó en planta del Servicio de Cirugía del CHOU con quemaduras superficiales y signos de intoxicación por gases.

A última hora de la jornada permanecían ingresados un hombre de 43 años con intoxicación por gases y heridas superficiales y una mujer de 38 años con igual diagnóstico que permanecían en planta a cargo del servicio de Neumología.

El incendio se originó a las 12:09h en el cuadro de contadores del sistema eléctrico del Edificio Magariños, veinte viviendas con más de 60 vecinos en pleno centro urbano. Las zonas más afectadas del edificio fueron los montantes, la canalización eléctrica y el hueco de escalera por donde crecieron las llamas.

El alcalde de Carballiño, Argimiro Marnotes, felicitó ayer en declaraciones a ABC, a los vecinos que espontáneamente se ofrecieron a colaborar e informó que las personas que viven en el edificio «se hallan con familiares o en la Residencia de Tiempo Libre de Carballiño que el Ayuntamiento puso a su disposición». El edificio está siendo revisado y su estado valorado por técnicos que trasladarán sus informes al Juzgado Número 1 de Carballiño encargado de la investigación del siniestro. Marnotes alabó también «la actuación de los bomberos y de los policías locales que pusieron en riesgo su vida para ayudar a los afectados».