La Xunta alerta contra el consumo prolongado de agua con altos índices de trihalometanos
La Xunta alerta contra el consumo prolongado de agua con altos índices de trihalometanos - ABC

Xunta y Vigo discrepan sobre la potabilidad del agua en Canido

La Consellería de Sanidade recomienda no beberla por su alto nivel de trihalometanos, pero el Ayuntamiento asegura que los análisis arrojan niveles adecuados

SantiagoActualizado:

La Xunta y el Ayuntamiento de Vigo mantienen abierta la guerra por la calidad del agua de la traída en la ciudad. La Consellería de Sanidade anunció ayer que en el barrio de Canido no es apta para el consumo y recomendó no beberla, ni usarla para cocinar. Según Sanidade, en varias analíticas se han obtenido mediciones de trihalometanos superiores a los 100 microgramos por litro, el límite máximo permitido. A través de un comunicado, el Ayuntamiento de Vigo, sin embargo, aseguró que todas las analíticas realizadas dan valores inferiores a los 100 microgramos y acusó a la Xunta de mentir.

En rueda de prensa la delegada territorial de Sanidad, Ángeles Feijóo explicó ayer que se lanza la recomendación «con carácter preventivo» y sin ánimo de crear «alarma». La administración autonómica reclama al Ayuntamiento y a Aqualia que adopten medidas correctoras inmediatas para eliminar riesgos potenciales para la salud. Tanto Feijóo como Mercedes do Monte, farmacéutica jefa de la inspección de Sanidad Medioambiental de la Xunta, incidieron en que para que se dé un riesgo potencial para la salud debería haber un consumo prolongado en el tiempo de agua con índices altos de trihalometanos.

Según Sanidade, aunque no es recomendable beber, ni cocinar con agua con estos parámetros sí se puede emplear en el resto de usos como el baño o la ducha, la utilización en clínicas dentales, limpieza de materiales y alimentos de todo tipo. La generación de trihalometanos está asociada con el proceso de desinfección del agua debido a la reacción del cloro con la materia orgánica. Mercedes do Monte achacó esta situación a la aplicación de reactivos en la potabilizadora del Casal para equilibrar otros parámetros como el hierro, el aluminio o la turbidez, que han ido mejorando en las últimas semanas.

En un comunicado, el Ayuntamiento asegura que la Xunta debe de rectificar, «una vez más», a propósito de la calidad del agua en la ciudad. Según el Consistorio dirigido por el socialista Abel Caballero, se realizan analíticas que miden los trihalometanos y que se las envían diariamente a la Xunta. Todas las mediciones fueron correctas, incluida la de ayer, aseveran.