Imagen de archivo de un tren en la estación de La Coruña
Imagen de archivo de un tren en la estación de La Coruña - SOMOZA
Dudas del Tribunal de Cuentas europeo

La Xunta reivindica la «eficacia» del AVE tras las críticas de la UE

La Consellería de Infraestruturas defiende su papel «fundamental» a la hora de cohesionar y vertebrar el territorio

SantiagoActualizado:

La importancia de una infraestructura para un territorio no puede determinarse solo «con la calculadora en la mano». De este modo defendía ayer la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, la llegada de la Alta Velocidad a Galicia tras el crítico informe del Tribunal de Cuentas de la Unión Europeaen el que se denuncia la falta de pasajeros y los sobrecostes en algunas líneas de la red de AVE, entre ellas el Eje Atlántico gallego o la conexión entre Madrid y Galicia.

Según el ente fiscalizador de la UE, los análisis coste-beneficio de estas líneas no se realizaron «adecuadamente» y, a pesar de que «no eran viables desde una perspectiva socioeconómica» —señala el informe—, se acabaron construyendo por «consideraciones políticas». Vázquez, por su parte, rebatió ayer este argumento y señaló que la «eficacia» de infraestructuras como el Eje Atlántico en la Comunidad es «incuestionable» y «se demuestra con el incremento de pasajeros mes a mes, siendo la línea de media distancia que más incrementa el número de pasajeros en España». En concreto, los últimos datos publicados por Renfe referidos al año 2017 señalan que el número de viajeros en todos los trenes del Corredor Atlántico se incrementó un 7,5% con respecto al ejercicio de 2016, superando la cifra de los 3,5 millones de viajeros.

Llegada a Galicia

En este sentido, la titular de Infraestruturas destacó que esta conexión, junto con la línea Santiago-Orense, supuso «una transformación en la movilidad de los gallegos, en la cohesión social y en la vertebración territorial» de toda la Comunidad, por lo que consideró «fundamental» la llegada del AVE en la fecha comprometida por el anterior Gobierno central. «Las infraestructuras imprescindibles como el Eje Atlántico, la línea ferroviaria Santiago-Orense y la línea de alta velocidad a Galicia no se pueden planificar solo con la calculadora en la mano, sino también teniendo en cuenta la cohesión social, la vertebración territorial, y la igualdad de oportunidades; si no, mal iría Galicia», resumió Ethel Vázquez, al tiempo que reivindicó que el AVE gallego «es una realidad imparable que no depende de colores políticos».