Valeriano Martínez, conselleiro de Facenda
Valeriano Martínez, conselleiro de Facenda - EFE
ECONOMÍA

La Xunta insiste por carta a Hacienda en el pago «urgente» de los 700 millones adeudados a Galicia

El conselleiro Valeriano Martínez recuerda a María Jesús Montero que se trata de una «situación sin precedentes»

SANTIAGOActualizado:

La Xunta insiste: el Gobierno central debe actuar para que Galicia reciba los 700 millones de euros que se le adeudan y debe hacerlo ante la «urgente necesidad» de disponer de ese montante que el propio presidente, Alberto Núñez Feijóo, no dudó recientemente en calificar de «pufo» por parte de Pedro Sánchez. La enésima reclamación toma la forma de carta remitida por el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, a su homóloga estatal, María Jesús Montero, según ha informado este sábado la Xunta.

Martínez destaca que se trata de una «situación sin precedentes», con el primer semestre ya cerrado y sin que el Gobierno gallego tenga constancia de que se vayan a aprobar los Presupuestos Generales en el presente ejercicio. Esto provoca que las comunidades autónomas perciban no los ingresos que le corresponden, sino los prorrogados de 2018.

Para refrescar la memoria de Hacienda, el conselleiro detalla que, de los 700 millones objeto de controversia, 530 ya están incluidos en las cuentas de la Xunta para 2019, y se corresponden con las entregas a cuenta (330 millones) y la mensualidad del IVA de 2017 (200 millones). «Estos recursos cuentan con respaldo legal y los necesitamos con urgencia para atender asuntos prioritarios en materia de servicios públicos (sanidad, enseñanza y sevicios sociales)», recuerda Martínez. Más: 170 millones de las anualidades de los incentivos que premian a las comunidades cumplidoras, como Galicia.

En su carta, el titular de Facenda recuerda que no es la primera vez que se reclama esta sustanciosa cuantía. Hasta ahora, sin embargo, no se ha movido ficha desde Madrid, por lo que solicita, en su escrito, que se ofrezca una solución «a la mayor brevedad posible». La Xunta, advierte, ya ha tenido que acudir a una línea de crédito para solucionar tensiones de tesorería.

El Parlamento autonómico dio salida el pasado 10 de julio a una proposición no de ley que instaba a la Xunta a «reiterar ante el Gobierno central que habilite de manera urgente los mecanismos legales correspondientes» para que se transfieren los 700 millones que se adeudan. Martínez traslada a la ministra este acuerdo parlamentario en su carta, haciendo hincapié en el alto grado de consenso que suscitó, sin votos en contra.