Pazo de Meirás
Pazo de Meirás - EFE/CABALAR
PAZO DE MEIRÁS

La Xunta actuará si los Franco no cumplen con las visitas al Pazo de Meirás

El Gobierno gallego y el Concello de Sada se adhieren a la demanda para recuperar el Pazo

SantiagoActualizado:

La Xunta continúa vigilante para que se cumplan las al menos cuatro visitas al mes que la familia Franco debe permitir al Pazo de Meirás, al tiempo que progresa su participación en la denuncia para reclamar el edificio a la familia del dictador. Este miércoles, el conselleiro de Cultura y Turismo, Román Rodríguez, defendió durante el Pleno del Parlamento gallego la actuación del Ejecutivo autonómico para que el Pazo, como Bien de Interés Cultural que es, pueda ser visitado por la ciudadanía.

El responsable autonómico argumentó que la actuación del Gobierno es la correcta, ya que abrió diligencias informativas sobre este punto. No solo eso, sino que si finalmente se concluye que los Franco están realizando algún incumplimiento de sus obligaciones, Rodríguez aseguró que estas personas no «quedarán impunes». Y remarca el conselleiro: se debe cumplir la ley independientemente de cuáles sean «los apellidos» que acompañen al nombre de los implicados, por lo que la Xunta «actuará sin ningún tipo de problema», subrayó en sede parlamentaria a una pregunta de la diputada del PSdeG, Concepción Burgo.

Esta socialista fue especialmente dura con el conselleiro, llegando a acusar al Gobierno de «amparar» a la familia Franco: «Ustedes no tendrán nada que ver con la familia Franco, pero amparar sí la amparan», polemizó durante su intervención en la tarde de este miércoles. La parlamentaria también aprovechó para explicar la forma en la que los implicados tratan de evitar que se produzcan las visitas a esta instalación, aunque señaló que son «las mismas artimañas de siempre: un teléfono que no contesta nadie». Y añadió que la Xunta no ha debido de descolgar el teléfono durante el verano, ya que «parece que no llamó y reaccionó tarde».

Burgo no se quedó ahí: remarcó que esta actitud por parte de la familia Franco hace que «usurpen de manera fraudulenta» los usos de Meirás, recoge la agencia EFE. Rodríguez lanzó el bumerán de vuelta al PSdeG y criticó que los socialistas «siempre tienen la intención de construir el relato de ser los más antifranquistas del mundo y que los otros no lo sean», pero -argumentó- la postura de la Xunta es clara: si no se está cumpliendo con lo correspondiente se actuará, ya que no tienen «ninguna deuda moral ni política con el franquismo».

Un paso adelante

Además, el Juzgado de Primera Instancia 1 de La Coruña acordó en un auto que fue emitido ayer la intervención del Concello de Sada y de la Xunta de Galicia en el proceso iniciado por el Gobierno central este julio pasado para reclamar el pazo de Meirás a los herederos del dictador Francisco Franco, recoge EFE.

La Xunta y el Concello de Sada habían solicitado la intervención en el proceso que se sigue en el citado juzgado sobre la demanda que la Abogacía del Estado ha puesto contra la familia Franco para que esa propiedad pase a tener titularidad pública. Ahora la Justicia afirma que las dos instituciones tienen un interés directo y legítimo en esta causa abierta.

El conselleiro de Cultura y Turismo aprovechó también el debate de este miércoles en O Hórreo para congratularse por esta decisión judicial, que afecta a su institución.