Jornada de árbitros jóvenes de la Real Federación Gallega de Fútbol
Jornada de árbitros jóvenes de la Real Federación Gallega de Fútbol - CEDIDA/RFGF
VIOLENCIA EN EL DEPORTE DE BASE GALLEGO

«¡Vete para la chabola gitano!»: Insultos racistas a un árbitro de la liga juvenil

El colegiado tuvo que solicitar la presencia policial en el campo del Viveiro al temer por la integridad de su equipo

SantiagoActualizado:

«¡Eres un puto gitano de mierda, vete para la chabola gitano, que eres un gitano de mierda!». Esta es la frase que el pasado sábado gritaban al árbitro del partido cuatro aficcionados del CD As Pontes, tras perder 2-0 ante el equipo local en el estadio Marcos Gómez de Viveiro en un partido de la Liga Juvenil gallega. El nuevo episodio de violencia trasciende en una semana difícil para el fútbol de base gallego. Los comentarios racistas se suman a los incidentes ocurridos en un campo de La Coruña, en el que se agredió a un médico que iba a atender a un árbitro desvanecido, a los de Laxe, en la que una niña de 9 años sufrió insultos machistas o a los de Pontevedra, donde los padres de jugadores prebenjamines acabaron a cabezazos.

Según hizo constar en el acta el árbitro David Jiménez, informa «La Voz de Galicia», los hechos ocurrieron el pasado sábado en el estadio Marcos Gómez de Viveiro tras un partido que acabó con victoria local y cinco expulsados del terreno de juego. Una vez finalizado el encuentro, relata el colegiado, mientras iban de camino a los vestuarios un grupo de aficcionados del CD As Pontes comenzaron a insultar al equipo arbitral. Tras los descalificativos racistas, siguieron otros como «burro» o «payaso». Jiménez, viveirense de 25 años que lleva ya varias temporadas como árbitro, solicitó la presencia policial en el campo ya que, según recoge el acta, temía por la «integridad física» del trío arbitral.

El Comité Gallego de Fútbol Base se reunió este lunes en Santiago de Compostela para analizar, entre otros aspectos, los incidentes que se han producido en partidos de categorías inferiores el pasado fin de semana. El Comité se comprometió a denunciarlos de oficio. El secretario general de la Federación, Diego Batalla, informó a los clubes que la agresión verbal a una jugadora alevín del Laxe y la pelea producida en la grada del campo de A Xunqueira de Pontevedra que provocó la suspensión de un partido de prebenjamines serán denunciados ante la Comisión Antiviolencia de la Secretaría Xeral para el Deporte de la Xunta.

Según explica Efe, Batalla informó que resulta muy importante que los clubes identifiquen a la persona o personas que cometen actos violentos para que pueda actuar dicta Comisión Antiviolencia e incluso la propia Federación pueda personarse como denunciante. El Comité, según explica la Federación Gallega en un comunicado, entiende que no se le puede exigir a los clubes que hagan la función de vigilantes de seguridad porque, incluso aunque así fuera, esa tarea resulta imposible de realizar en la mayoría de las instalaciones deportivas.