La tasa de desempleo es 10 puntos más altas en ciudadanos de fuera de la UE
La tasa de desempleo es 10 puntos más altas en ciudadanos de fuera de la UE - MUÑIZ
GALICIA

Veinte años de lucha contra la cronificación de la pobreza

Cruz Roja ha logrado encontrar un empleo a 4.000 personas entre 2016 y 2019 gracias a su programa de inserción laboral

SantiagoActualizado:

Por las oficinas de Cruz Roja en Galicia pasaron 44.600 personas el año pasado en busca de ayuda. Muchas no tienen cubiertas las necesidades básicas de alimentación, ni de higiene ni de abrigo y tienen dificultades para mantener la vivienda caliente. Pero desde el año 2000, la institución humanitaria tiene claro que atajar las consencuencias de la pobreza no basta. Para luchar contra su cronificación es necesario que encuentren un empleo.

Entre 2016 y 2019 —periodo del último programa Poises financiado por la Unión Europea— Cruz Roja ha logrado instertar laboralmente a 4.000 personas en la Comunidad. Fueron 6 de cada 10 participantes. Yennifer Rivero es una de ellas. Llegó a Orense procedente del Salvador cuando tenía 8 años y a los 15 se puso a trabajar en hostelería. Pero buscaba un puesto mejor renumerado y con una jornada laboral que no se prolongase interminablemente. «Me enteré que había un curso de cajera en Cruz Roja y me apunté. Teníamos prácticas en un hipermercado y al final me han hecho un contrato y espero que me vuelvan a renovar», asegura Rivero, que hoy cuenta con 22 años.

El origen, explica Carmen Isasi, Coordinadora de Empleo de Cruz Roja en Galicia, es uno de los factores de discriminación del mercado laboral. La tasa de paro es 10 puntos más alta entre las personas que nacieron fuera de la Unión Europea. La falta de estudios, el género femenino o la edad (tanto para los jóvenes como para los mayores de 45) completan la tipología de los que tienen mayores dificultades para acceder a un trabajo.

«Realizamos itinearios personalizados de insercción. Los acompañamos desde que entran por la puerta hasta que encuentran un trabajo», explica Isasi. Una de las claves para el éxito en la búsqueda de empleo es recuperar la autoestima. «Se trabaja mucho en grupo, llegan en una situación que no creen en sí mismos», indica la coordinadora de Empleo. Después se les ofrecen cursos para formarlos en un oficio para el que haya demanda de personal en la localidad en la que se realiza. «Por ejemplo en Burela son de empacadores de pescado», explica Isasi. La implicación de las empresas ha sido fundamental para lograr la inserción laboral. Algunas ofrecen prácticas formativas a los participantes en los cursos, otras se encargan directamente de la formación o envían a directores de recursos humanos para que les expliquen a los participantes cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo. En los últimos tres años, 2.390 compañías han colaborado con Cruz Roja.

«Las empresas nos consideran ya prescriptores de confianza en recursos humanos», explica Isasi. «Las personas con las que trabajamos valoran muchísimo la oportunidad de empleo que les dan y no defraudan. Tienen una implicación enorme», subraya la coordinadora de Empleo. Isasi explica que pese a que la economía gallega logró salir de la crisis, lo ha hecho a costa de aumentar la precariedad y la desigualdad. «Las personas con las que nosotros trabajamos lo siguen teniendo complicado», afirma. Todavía es díficil encontrar un puesto estable. «Conseguimos los tipos de empleo que hay en el mercado», resalta.