El electricista detenido por el robo del Códice Calixtino vive a menos de un kilómetro de un cuartel de la Guardia Civil
Los vecinos curiosean y se fotografían en el almacén donde se ha encontrado este miércoles el Códice Calixtino - patricia abet

El electricista detenido por el robo del Códice Calixtino vive a menos de un kilómetro de un cuartel de la Guardia Civil

Los vecinos de Milladoiro están «totalmente sorprendidos» con la noticia

c. g.
Actualizado:

Los vecinos de Milladoiro, una ciudad dormitorio perteneciente al Ayuntamiento de Ames (La Coruña), no dan crédito. José Manuel Fernández Castiñeiras, uno de sus vecinos de toda la vida, ha sido detenido como presunto autor del robo del Códice Calixtino de la Catedral de Santiago. «Estamos todos totalmente sorprendidos, hay un revuelo terrible», aseguran a ABC.es.

Quienes conocen a la familia los describen como gente normal. «Son una familia conocida de toda la vida, normal y corriente, no resaltaría nada de ellos», señala uno de los vecinos, que prefiere mantenerse en el anonimato.

Milladoiro es una zona relativamente tranquila donde viven unas 10.000 personas, la mayoría gente trabajadora de clase media. Los vecinos no pueden creer que durante todo este tiempo hayan estado tan cerca del Códice Calixtino. Más si se tiene en cuenta que en esta zona, según señala un residente a ABC.es, a «800 metros» de la Avenida Rosalía de Castro, 23, lugar donde se ha encontrado escondido el manuscrito, «hay un cuartel de la Guardia Civil».

p. abet / ó. corral
p. abet / ó. corral

«Así es la vida, qué le vamos a hacer... Tuvo un fallo o una idea mala, seguramente quería tener en la estantería de su casa un libro importante como ese y se lo llevó», declaró a Efe un residente del número 27 de la Avenida Rosalía de Castro, donde vivía el presunto autor del robo.

Este vecino, que reconoció que lleva 20 años sin hablar «en profundidad» con Fernández Castiñeiras , dijo que es una persona correcta en el trato, aunque parte de los residentes en el inmueble «no se hablan con él».

El motivo es una denuncia judicial cuando era presidente de la comunidad de vecinos, porque él quería imponer su criterio, «siempre quiere ser el jefe y mandar», insistió.