Estudiantes en los pasillos de una facultad, en Santiago
Estudiantes en los pasillos de una facultad, en Santiago - MIGUEL MUÑIZ

La última topógrafa en Galicia

Iria Vizcaíno es la única matriculada en primero de Ingeniería Geomática y Topografía. La falta de demanda laboral condena a este título del campus de Lugo a la desaparición. Los futuros ingenieros topógrafos gallegos se formarán fuera

SantiagoActualizado:

Qué carrera cursar es una de las elecciones más importantes que afrontan los jóvenes. Durante su último año de instituto son muchos los que deciden estudiar humanidades o empezar una ingeniería. Titulaciones muy diferentes y que crecen con las nuevas ofertas que se están creando en los últimos años dentro del Sistema Universitario de Galicia. Entre las opciones que ofrecen los campus gallegos se encuentra la carrera de Ingeniería Geomática y Topografía, una titulación que hace diez años llenaba todas sus plazas y que ahora solamente ha logrado una nueva matrícula en primero. A causa de la baja demanda, el próximo año esta carrera suprimirá la matrícula de primer curso y pasará a formar parte de la lista de grados que se eliminarán en Galicia. Su última alumna, Iria Vizcaíno, será la última inscrita e incluso podría llegar a ser la última graduada en la Comunidad.

Los mapas, los planos y todo el universo que los rodea es lo que hizo que Iria se decidiese tras recibir una charla en su instituto en la que responsables de la USC explicaban las ventajas de las titulaciones ofertadas en el campus de Lugo. «Nos hablaron de distintas ingenierías, agrícolas, civiles… pero a mí me llamó la atención esta y decidí probar». Sumergirse en el mundo de la topografía no le asustaba, si no le gustaba «podría cambiar» de ingeniería más adelante, explica la joven. Lo que sí generó dudas en la estudiante fue la noticia de que era la única que se había matriculado este curso; «pensaba que seguramente con una persona no la diesen», cuenta, pero pese a todo le aseguraron que podría cursarla. Con el anuncio de la eliminación de la carrera volvieron las dudas. «Lo primero que pensé fue que a ver qué hacían conmigo», señala Iria. Pese a todo, le aseguraron que «podría acabar la carrera si quería y que no iba a tener problemas con las asignaturas», lo que dejo más conforme a la estudiante.

La desaparición de esta titulación no es comprensible para Iria que asegura que «no puedes meter a cualquiera a trabajar con mapas o con topografía sin saber nada. Aunque seas un ingeniero de otra tipología no vas a saber tanto y no te vas a desenvolver tan bien». Ella todavía cursa asignaturas de formación básica y común a otras ingenierías, en este caso con Ingeniería Civil así que por el momento no está sola en clase y quizás tenga más compañeros en los próximos cursos, «repetidores», explica ella. La idea de ser la última graduada le resulta curiosa, cuenta que si llega a graduarse no sabe muy bien cómo será «eso de estar sola», pero por lo menos sabe que será «la mejor» de su promoción.

En horas bajas

Del mismo modo que ya ha sucedido con otras titulaciones, la de Ingeniería Geomática y Topografía atraviesa horas bajas. El director de la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería del campus de Lugo, Tomás Cuesta, explica que «es un momento de bajón para el grado, igual que Matemáticas y Física tuvieron años de bajón con poca demanda». Sin embargo, resalta que se trata de una situación generalizada de las ingenierías, que «no solo en Galicia, sino en toda España, tienen baja demanda en este momento pero son formación que van a hacer falta». El cambio ha sido notable en esta titulación ya que, según explica el director, «hace diez años se quedaba gente fuera sin poder entrar en el grado». En segundo, afirma, muchos alumnos «se iban ya a trabajar a obra y ahora no hay trabajo». Esa falta de demanda de personal es lo que ha repercutido en las solicitudes de admisión. Cuesta destaca que la falta de trabajo en un grado que «no es vocacional» y que «es difícil», baja la demanda.

El nuevo mapa de titulaciones apuesta por reformular algunos grados pero Ingeniería Geomática y Topográfica está en la lista. Cuesa explica que «es una ingeniería que habilita para la profesión de ingeniero topógrafo»; «no hay otra en Galicia» que dé este título ni habilite para la profesión. Se sigue impartiendo en muchas comunidades y en algunas universidades, como «en Barcelona se va a reformular, para hacerla más atractiva». En el caso gallego, los futuros topógrafos deberán irse a estudiar fuera. Iria tendrá la oportunidad de ser la última graduada en Galicia.