Doctores Julio Iglesias y Enrique Domínguez
Doctores Julio Iglesias y Enrique Domínguez - CHUS

Los tumores de páncreas podrían reducirse a través de endoscopias

Médicos del CHUS prueban una técnica para atacar el cáncer a través del estómago

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El cáncer pancreático se sitúa en el décimo puesto de la lista de los tumores más frecuentes. Con una afectación sobre la población limitada —en España se presentan al año unos 5.000 nuevos casos— el grado de mortalidad de este tumor es de los más altos, lo que lo convierte en un duro enemigo a batir. Para plantar cara a esta compleja enfermedad e incrementar los índices de supervivencia de quienes la padecen, expertos del servicio Digestivo del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) se han aliado con doctores de cuatro centros de Europa y de Estados Unidos con el objetivo de perfilar una novedosa técnica que permitiría reducir el cáncer a través de un procedimiento mínimamente invasivo.

La idea es acceder al tumor a través del estómago usando un endoscopio tradicional. Una vez localizado, y utilizando una aguja, éste podría destruirse en unos pocos minutos y de forma indolora echando mano de una técnica denominada criotermoablación que permite atacar las células cancerígenas en casos inoperables. El proceso, explican desde la Unidad Digestiva del CHUS, se realizaría en la misma área de endoscopias y, para el paciente, no sería diferente a cualquier otra exploración de este tipo.

«La idea es que, guiado por una endoscopia, introduzcamos un aguja en el tumor a través de la que se aplicará directamente esta criotermoablación que permite destruir las células malignas y reducir el tamaño de los tumores hasta hacerlos resecables quirúrgicamente», explican los doctores Julio Iglesias, Jefe de la Unidad de Endoscopias Digestivas, y José Lariño, especialista del Servicio de Aparato Digestivo. Aunque la técnica todavía está en proceso de desarrollo, los expertos revelan que los estudios iniciales han mostrado resultados prometedores en cuanto a que provocan una respuesta inmunológica adecuada del paciente frente al tumor, lo que puede ser de relevancia a la hora de aumentar la eficacia del tratamiento. Este proceso, paralelo a los tratamientos habituales con quimioterapia, se suma a otras técnicas no quirúrgicas que se han desarrollado en los últimos tiempos en el campo de la oncología para destruir los tumores a través de la aplicación directa y local de radiofrecuencia o de crioterapia, avances que, insisten, se han revelado como prometedores.