Laguna donde se encontró a la turista
Laguna donde se encontró a la turista - GOOGLE Maps
TRIBUNALES

El TSXG confirma la condena de 10 años al acusado de violar a una turista en Tui

El alto tribunal ha desestimado el recurso del hombre sobre la sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra

Actualizado:

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha confirmado la condena de 10 años de prisión al hombre acusado de violar a una turista asturiana en Tui (Pontevedra) en abril de 2017, desestimando su recurso impuesto ante la sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra.

La turista se encontraba pasando sus vacaciones de Semana Santa en Galicia, y conoció al hombre en un bar cercano a su hotel en la localidad pontevedresa. Tras la violación tuvo que refugiarse dentro de una laguna natural, desde donde llamó al 112.

En primera instancia, la sentencia por parte de la Audiencia Provincial de Pontevedra marcaba la condena a 10 años de prisión, pero la defensa del acusado impuso un recurso, donde señalaban que había estado con ella, pero que habían tenido relaciones sexuales libremente consentidas por ambos. La desestimación por parte del TSXG viene de varios frentes. Por un lado, han indicado que la defensa no ha explicado por qué tenía lesiones cuando fue encontrada en la laguna, y han destacado la declaración del hombre que afirmaba que cuando la mujer salió del local no tenía golpe alguno.

Por otra parte, los jueces también inciden en los resultados de los informes médico forenses. «Había presencia de semen del acusado en la vagina de la víctima, así como la de ADN en las manos y uñas de la denunciante, lo que indica la existencia de lucha o defensa y descarta la versión del condenado sobre que consintiera voluntariamente mantener relaciones sexuales», revelaban.

Estas pruebas son consideradas por el TSXG como suficientes, pues desvirtúan la presunción de inocencia por parte del acusado, que «solo ofrecía una versión meramente exculpatoria», además subrayar que no existe la posibilidad de estuviese intoxicado con alcohol y drogas que le impidiesen razonar.

La condena queda fijada en 10 años de prisión, además de la imposición por parte del tribunal de una multa de 20.000 euros y la prohibición de acercarse a ella de cualquier manera durante 12 años.