Los doctores Luis Ángel Prieto y Mária José Castillo Mora
Los doctores Luis Ángel Prieto y Mária José Castillo Mora
Salud

«Los trastornos sexuales son signo de aviso de muchas enfermedades»

Piden formación sexual y afectiva desde las aulas: «El porno es el peor educador posible»

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Más allá de su impacto inmediato en la calidad de vida de las personas, los trastornos sexuales pueden ser el primer síntoma de aviso de un problema de salud de fondo. Es el caso, explica Luis Ángel Prieto Robisco, médico de familia y sexólogo participante en el XXVI Congreso Nacional de Medicina General y de Familia que ayer concluyó en Santiago, de la disfunción eréctil, «que se adelanta a la cardiopatía isquémica unos años y debe tenerse muy en cuenta». Un argumento más para consultar con un profesional médico cualquier tipo de trastorno en el campo de la sexualidad.

Luis Ángel Prieto Robisco repasó durante su intervención en Santiago las disfunciones sexuales más prevalentes en cada uno de los sexos, la disfunción eréctil, los trastornos eyaculatorios, el dolor genital crónico, el hipogonadismo y otras como la enfermedad de la Peyronie o priapismo, en el caso del varón, y las alteraciones en la fase de deseo, excitación y de orgasmo, en el caso de la población femenina, con especial mención a la etapa de la menopausia.

La salud sexual, sostuvo el especialista, es una de las mayores preocupaciones en el ámbito de la vida de todas las edades, tanto en la pubertad como en la adolescencia, y en la edad madura y avanzada. «Toda disfunción afecta a la relación de pareja tarde o temprano y toda mala relación interpersonal va a incidir negativamente en la vida sexual de la misma», expuso el especialista respecto a las implicaciones de una buena salud sexual.

Prieto Robisco defendió que debe aumentarse en formación en salud sexual, no sólo en el colegio, también en la universidad y en la formación de los futuros médicos, así como en el postgrado. «Es especialmente buena a este nivel para conocer la anatomía, fisiología, neurología y endocrinología, psicología, antropología y relaciones sociales», opinó.

El especialista defendió un aumento de la formación en edades tempranas para «eliminar aspectos machistas del patio del colegio y de la sociedad». Actuar desde la educación, dijo, es un elemento «prioritario» para llenar un vacío de información que está ocupando la industria de la pornografía. «El porno es el peor educador sexual» posible, sostuvo Prieto Robisco, subrayando que «los límites se ponen dentro de la pareja, sea como sea».

Pensando en la tercera edad, el ponente realizó un llamamiento a la información y el asesoramiento médico. «Nuestros mayores no deben renunciar al conocimiento y a las expectativas que la ciencia les abre, con los nuevos tratamientos y terapias», apuntó.

El XXVI Congreso Nacional de Medicina General y de Familia de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha reunido durante tres días en Santiago de Compostela a unos tres mil participantes, entre inscritos y ponentes. La organización estimó en 290 euros el gasto diario en la ciudad por cada uno de los congresistas en establecimientos hoteleros, compras y restauración.