Una imagen captada en el municipio de Oleiros
Una imagen captada en el municipio de Oleiros - EFE
SUCESO

A tiros en una persecución «de película» en el municipio más rico de Galicia

El sujeto, con una orden de ingreso en prisión en vigor, intentó arrollar a un agente en su huída de la Policía, en Oleiros

SANTIAGO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La escena tuvo todos los ingredientes de una película de acción: un sospechoso que conduce de forma temeraria para huir de la Policía, los agentes que efectúan varios disparos para intentar detenerlo, el fugado que se accidenta y trata de poner tierra de por medio a pie... y al final, la conclusión lógica: captura y arresto. De hecho, ya le esperaban en la cárcel.

Sucedió este jueves en el municipio coruñés de Oleiros, el que posee la renta per cápita más alta de Galicia. Según informa La Voz de Galicia, una patrulla de agentes de la Policía Local advirtió la presencia de un sujeto en el interior de un coche, parado, desnudo de cintura para arriba. Ante la sospecha de que pudiera haber robado el vehículo, los agentes procedieron a comprobarlo, pero el individuo arrancó al instante e inició la fuga.

Condujo a toda velocidad durante varios kilómetros pero le interceptó otro vehículo policial, que llegó a cruzarse en la carretera. Ni siquiera así se detuvo. Al contrario, intentó arrollar a un agente que le abordaba, y fue entonces cuando uno de sus compañeros disparó hasta en tres ocasiones, apuntando a las ruedas, en un intento sin éxito por conseguir que depusiera su actitud.

La fuga siguió. Su protagonista llegó a adentrarse en un municipio colindante, el de Cambre. Ahí circuló en dirección prohibida hasta que colisionó con varios coches y un andamio. Su loca carrera concluyó en un callejón de salida. No le quedaba más remedio que dejar el coche y continuar a pie, y eso hizo.

Pero no contaba con la colaboración ciudadana. Según el citado medio, una vecina lo advirtió y llamó al 112. No había ido muy lejos: se ocultaba tras unos arbustos. Agentes de Oleiros y Cambre procedieron al arresto. El coche no era robado, sino de la hermana del fugado, quien resultó ser natural de otro municipio de la provincia coruñesa (Carballo) y pesar sobre él una orden de ingreso en prisión en vigor. De ahí la huida que no le ha servido para nada.