Telmo Martín, en su toma de posesión
Telmo Martín, en su toma de posesión - EFE

Telmo Martín vuelve a la alcaldía de Sanxenxo once años después

La ruptura del cuatripartito provoca el regreso al poder municipal del que fue regidor entre 1999 y 2006

SantiagoActualizado:

Telmo Martín es desde anoche nuevo alcalde del municipio pontevedrés de Sanxenxo. El popular regresa a un cargo que conoce bien, pues ya lo ocupó entre 1999 y 2006. Tras la ruptura del cuatripartito que ha dirigido la capital de las Rías Baixas durante los últimos dos años, Martín hace valer los ocho concejales que logró en las elecciones de 2015 y que le dejaron a solo un edil de la mayoría absoluta.

Fue en un pleno extraordinario sin sobresaltos donde Martín, que entre 2011 y 2015 fue diputado del PP en el Congreso, recibió el respaldo de sus compañeros y de tres de los cuatro concejales de SAL (Sanxenxo Agrupación Liberal), formación a la que pertenecía el hasta ahora regidor, Gonzalo Pita, que dimitió el lunes tras alcanzar un acuerdo de gobierno con el Partido Popular. En contra votaron los tres ediles del BNG, la portavoz del PSdeG y la cuarta concejala de SAL. Roberto Agís, hoy no adscrito y anteriormente perteneciente a Sanxenxo Pode, optó por la abstención.

«Sanxenxo tiene muchas y muy buenas oportunidades que debemos poner en valor para dar los mejores servicios a nuestros ciudadanos y a los muchos más que van a querer vivir aquí», afirmó Martín en declaraciones recogidas por Efe. Pidió a la oposición «no mirar las ideologías» y avanzó que su primera gestión será reunirse con el sargento jefe de la Policía Local para ultimar el plan de seguridad para la temporada estival, cuando Sanxenxo duplica su población. Unas setenta personas ovacionaron a Martín al terminar la sesión plenaria en un abarrotado salón ante el que el nuevo alcalde aseguró estar «mucho más emocionado» que la primera vez que fue investido. «Siento muchas más ganas de hacer cosas», declaró el popular. En el exterior, aunque no hubo protestas, vecinos contrarios al acuerdo entre PP y SAL les lanzaron arroz al grito de «vivan los novios». El gobierno municipal de Sanxenxo había quedado en minoría apenas un año después de su composición, a raíz de la salida de Agís por discrepancias con sus socios, que ahora se habían contagiado al resto.