Carlos Tavares, presidente del Grupo PSA, junto a Alberto Núñez Feijóo, esta mañana en Vigo
Carlos Tavares, presidente del Grupo PSA, junto a Alberto Núñez Feijóo, esta mañana en Vigo - ABC

Tavares anuncia la adjudicación a PSA Vigo de un nuevo modelo

El lanzamiento llevará aparejada una inversión de 640 millones de euros y despeja el futuro de la planta durante una década

VigoActualizado:

El presidente ejecutivo del Grupo PSA, Carlos Tavares, ha anunciado esta mañana la fabricación de un nuevo turismo en Vigo. Pese a los rumores que apuntaban a que podría ser un todo camino, el patrón de la automovilística gala no ha querido precisar de cuál se trata. Con «vocación mundial», atendiendo así a la nueva estrategia anunciada por el grupo, ha indicado que el nombre y las características del nuevo lanzamiento se darán a conocer cuando el proyecto alcance «el nivel preciso», en el marco de la «ofensiva sin precedentes» de la firma francesa, que sacará al mercado europeo 28 nuevos vehículos en los próximos seis años.

Si detalló Tabares la inversión aparejada a la llegada de este nuevo modelo, que mantendrá la fábrica a pleno rendimiento durante los próximos diez años; un total de 640 millones. El nuevo modelo, según ha especificado, empezará a fabricarse en 2020 y complementa al proyecto k-9, la nueva generación de furgonetas cuya producción, a partir de 2018, supondrá unas 200.000 unidades anuales.

Respecto al impacto que el anuncio tendrá sobre la plantilla de la factoría viguesa, tampoco ha precisado mayores detalles, salvo que la meta del grupo es mejorar la calidad e incidir en la reducción de costes para conseguir un proceso de fabricación «optimizado».

Tabares hizo el anuncio acompañado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tras reunirse en la planta con directivos y trabajadores de la empresa. Una noticia que, en palabras del mandatario autonómico, supone «un espaldarazo al futuro de la planta para la próxima década». Ya el pasado mes de febrero, el director de la fábrica olívica, Yann Martin, avanzaba que pujarían por un nuevo modelo que «supondrá importantes volúmenes de producción».

Feijóo ha remarcado que la inversión ligada a este nuevo proyecto tendrá «un efecto multiplicador» por su impacto en las empresas gallegas de componentes y también repercutirá en el balance de pagos y el peso de la industria en el PIB gallego.

700 millones en total

La noticia se produce después de que la compañía asegurase este martes que tiene previsto invertir unos 700 millones de euros en sus plantas españolas, situadas en Vigo y Madrid, hasta el año 2020, como parte del compromiso del consorcio con su actividad en la Península Ibérica.

El directivo indicó que Grupo PSA tiene intención de seguir invirtiendo en España y apuntó que los vehículos de las marcas de la compañía (Peugeot, Citroën y DS) se encuentran en posiciones de liderazgo en el mercado español.

Así, afirmó que el mercado español cuenta con la suficiente demanda interna para posicionar al país en el lugar que le corresponde por su potencial económico y social, por lo que resaltó que la estabilidad y el apoyo de los gobiernos al sector del automóvil «son vitales» para seguir trabajando con éxito, creando riqueza y empleo en España.

«El Grupo PSA tiene un fuerte apego por España, lo que significa que invertimos permanentemente para impulsar nuestro sistema industrial en términos de competitividad y rendimiento al servicio de tres marcas fuertes que se benefician de nuestra 'joint venture' con el Banco Santander», añadió.

En cuanto a la presencia de la compañía en el territorio español, Tavares resaltó que el grupo posee dos plantas en España, situadas en Vigo y en Madrid, que producen alrededor de 500.000 vehículos al año, de los que el 90% se exporta a otros países, con un valor de unos 5.000 millones de euros.

Por otro lado, el máximo responsable de la corporación francesa subrayó que cuando se convirtió en responsable del Grupo PSA la situación era crítica, aunque había potencial, y afirmó que el plan estratégico 'Back in the Race' permitió recuperar la viabilidad de la empresa en un tiempo récord, haciendo que en 2015 volviera a los 'números negros'.

Así, explicó que la nueva estrategia para el período 2016-2021, denominada 'Push to Pass', contempla aumentar la facturación un 10% para 2018 y otro 15% para 2021, así como lograr un margen operativo de la división de automóviles del 4% en 2018 y del 6% en 2021.