Reconstrucción del accidente
Reconstrucción del accidente - EFE
ACCIDENTE AP-9

Cortan la AP-9 para esclarecer el accidente mortal de los tres jóvenes de Redondela

El informe oficial del siniestro llevará consigo una simulación informática realizada durante la mañana del martes

Actualizado:

El accidente mortal de la AP-9 a la altura de la parroquia viguesa de Teis donde tres jóvenes de 17 años fallecieron el pasado 29 de mayo, tendrá una simulación informática incluida en su informe oficial. Realizada por el Departamento de Investigación y Reconstrucción de Accidentes (DIRAT) de la Guardia Civil, para aclarar la trayectoria del vehículo y entregarla posteriormente al juzgado que lleva el caso.

Según informa Europa Press, la autopista se mantuvo cortada a la circulación en uno de sus carriles en dirección a Vigo durante una hora en la mañana del martes, para llevar a cabo la simulación. En ella, el teniente del DIRAT, Alfonso García, utilizó un Peugeot 2016 de características similares al siniestrado.

Además del estudio de la trayectoria, se han llevado a cabo otras acciones para esclarecer el accidente mortal: análisis de las huellas de la vía, y de los neumáticos, sistema de frenado y elementos de seguridad activa y pasiva del vehículo accidentado. También el factor humano, las fotografías y los informes de las autopsias de los fallecidos, así como las heridas del conductor y el copiloto. Todo ello, en coordinación con el equipo de atestados que se desplazó hacia Teis en el momento del suceso.

El informe pericial lo llevan a cabo tres profesionales desde el centro de la Escuela de Tráfico de Mérida (Extremadura), encargados de tomar los datos de campo necesarios. El atestado resultante se trasladará al Juzgado de Instrucción número 5 de Vigo.

No obstante, Alfonso García ha apuntado que «la emisión del informe oficial tardará una semanas o meses», pues «lleva tiempo, consta de un análisis de documentación, cálculo, hacer pruebas ensayo-error», señalaba. Tampoco ha querido adelantar nada, pues sentencia que es una «falta de lealtad a las autoridades y las familias de los implicados», además afirma que «sería temerario analizar ya los factores».