Un grupo de alumnos, ante la Facultade de Matemáticas de Santiago de Compostela
Un grupo de alumnos, ante la Facultade de Matemáticas de Santiago de Compostela - MIGUEL MUÑIZ

SELECTIVIDAD 2019Fiebre por las Matemáticas

El doble grado de esta carrera y Física repite como el más exigente para ser cursado. La USC propone aumentar las plazas en un 10% para el periodo 2019-2020 ante la alta demanda

SANTIAGOActualizado:

Hace algunos años, nadie se imaginaba que Matemáticas iba a convertirse en una de las carreras universitarias más cotizadas de Galicia. Apenas era necesario un 5 para entrar a la carrera. Pero hoy en día, con la posibilidad de obtener una doble titulación en Matemáticas y Física, esta se ha convertido en una alternativa de gran demanda, con una tasa de empleabilidad del 100% y una nota de corte mayor a 13. La próxima semana comienzan los exámenes de Selectividad 2019 y los estudiantes que han concluido el bachillerato ya empiezan a mirar el mapa de titulaciones de las universidades. Precisamente, el doble grado de Matemáticas y Física de la Universidad Santiago de Compostela (USC) es una de las más solicitadas, pero también resulta ser una de las más exigentes durante las pruebas de acceso.

Pero, ¿por qué se ha producido este boom? Para la decana de la Facultad de Matemáticas de la USC, Elena Vázquez Cendón, las salidas profesionales en sectores relacionados con la investigación de mercados, las consultoras y las finanzas o el sector de las tecnologías de la información y la comunicación, hacen que esta doble titulación sea muy demandada.

«La alta tasa de empleabilidad, el prestigio y el reconocimiento que obtiene el alumno ha originado que cada vez haya más solicitudes de acceso. El estudiante está aumentando sus opciones, pero no necesariamente las está multiplicando porque, en estos momentos, tanto la titulación de Física como la de Matemáticas tienen una alta empleabilidad. Los matemáticos son personas que poseen un conjunto de competencias que les permite razonar, resolver problemas y dar soluciones rápidas a éstos en cualquier ámbito y con cualquier equipo multidisciplinario», indica Vázquez Cendón.

En ello coincide la decana de la Facultad de Física, Elena López Lago, quien explica que «aunque los estudiantes de Física adquieren una formación de matemática importante, siempre hubo un porcentaje de estudiantes con mucho interés por profundizar más en ese ámbito porque es una herramienta fundamental. La realidad era que estos chicos, mientras estudiaban la licenciatura o el grado, conseguían simultanear las dos carreras, pero cuando llegaban al doctorado, tal era la exigencia que terminaban abandonando la carrera de Matemática. Ahora, al diseñarse horarios y calendarios de exámenes coordinados se consigue que la simultaneidad de estudios tenga una duración razonable que no retrasa más que un año la incorporación al doctorado o al mercado laboral».

Lo cierto es que la demanda y las matriculaciones tanto para la doble titulación como para el grado de Física y Matemáticas se han disparado en los últimos años. El año pasado, la USC recibió más de 630 solicitudes para el grado de Matemáticas y 503 para el grado de Física. En tanto, para el doble grado de Matemáticas y Física se presentaron 130 solicitudes.

Demanda global

Las Matemáticas ya lo inundan todo. Ambas decanas comparten que la evolución tecnológica registrada en los últimos años no ha hecho más que disparar una gran demanda de estos profesionales en las compañías, que los necesitan en todos sus departamentos y sectores de actividad. «Hay gente en logística y optimización, en simulación, I+D, en banca y a nivel sanitario. Desde tratamientos más a medida de fenómenos del cáncer, hasta dosificaciones y construcción de medicamentos más específicos. La demanda de este tipo de profesionales se ha generalizado en España y en todo el mundo», comenta Vázquez Cendón.

Precisamente, para atender la alta demanda, tanto en el grado de Física y Matemáticas como en la doble titulación, la USC ha solicitado incrementar el número de plazas en un 10% para el periodo académico 2019-2020. Así, las plazas para el grado se elevarían de 100 a 110, mientras que para el doble grado pasaría de 10 a 12 plazas.

«Lo más positivo es que vengan estudiantes motivados, con amor por las Matemáticas y que asuman que van a trabajar mucho con las Matemáticas. Porque aquí, además de pensar, también hay que estudiar. El valor del esfuerzo y del trabajo hay que ponérselo porque en la carrera hay mucho en lo que profundizar», indica la decana Vázquez Cendón.

Estimular el talento

En cuanto a los grados, las cinco carreras más demandadas en la USC son Medicina, Odontoloxía, Enxeñería Informática, Física y Matemáticas. «El grado en Física enseña al alumno a trabajar con rigor científico pero lo más diferencial es que los alumnos adquieren las competencias de modelizar, analizar, interpretar y predecir aplicables en numerosos campos, de ahí la versatilidad del físico. El rigor del formalismo matemático complementa sin duda esta formación. Esta dualidad permite formar profesionales altamente capacitados para insertarse en cualquier ámbito», agrega la decana de la Facultad de Física.

Precisamente, para acercar a los alumnos a las Matemáticas y la Física, esta semana se lanzará el programa Estalmat-Galicia, que pretende estimular el talento matemático de los estudiantes. Hasta el momento hay 400 inscritos. De estos, solo 25 serán seleccionados para cursar materias como papiroflexia, mapas, simulación, entre otros, durante los próximos 20 sábados. El año pasado, la convocatoria superó las expectativas de la Universidad gallega al convocar a 500 escolares interesados. Los alumnos que no fueron seleccionados el año pasado podrán volver a postularse este año por un cupo en el programa.