Usuarios de un centro de salud en el mostrador de citas
Usuarios de un centro de salud en el mostrador de citas - VALERIO MERINO
El reto de la Atención Primaria

Sanidade consigna 3,5 millones para ampliar las plantillas este año

El día 14 se reunirá por vez primera el Consello Técnico que asesorará en reformas necesarias

SantiagoActualizado:

Las organizaciones sindicales y la administración sanitaria gallega volvieron a sentarse este viernes a la mesa de negociación con el cometido de desarrollar el preacuerdo con el que el pasado 8 de abril se frenaba —a sólo 24 horas del inicio previsto— la huelga de tres días convocada en los centros de salud y urgencias de Atención Primaria. Al frente de la representación de la Consellería, en el lugar que habitualmente ocupa la directora xeral de Recursos Humanos, se situó el propio conselleiro Jesús Vázquez Almuíña, acompañado también por el gerente del Sergas y el director xeral de Asistencia Sanitaria, en lo que las organizaciones sindicales interpretaron como un gesto con el que la Consellería buscó ratificar la firmeza de los compromisos adquiridos.

La reunión, de casi cinco horas de duración, permitió una primera aproximación a los temas laborales que se continuarán concretando en futuras sesiones de la mesa sectorial —la próxima cita ha quedado fijada para el día 3— y, también, acordar la fecha en la que echará a andar uno de los puntos clave del preacuerdo suscrito el pasado día 8: el próximo 14 de mayo tendrá lugar el acto de constitución del Consello Técnico de Atención Primaria, el órgano con representación de los colegios profesionales sanitarios, sindicatos, sociedades científicas, asociaciones de pacientes y Fegamp en el que se abordarán de modo amplio necesidades y mejoras pendientes en el modelo de Atención Primaria. La orden que regula su composición y funcionamiento permanece en exposición pública en el portal de Transparencia.

El día 3 será el momento de sumergirse en la negociación al detalle de cuestiones capitales como el refuerzo de las plantillas, singularmente en aquellos centros con consultas más sobrecargadas, o la mejora de las condiciones del nuevo contrato para médicos sustitutos.

Un día después de que el presidente de la Xunta anunciase la fórmula encontrada por su Ejecutivo para hacer uso del superávit de 2018 sin esperar por el visto bueno de Hacienda, y detallase que la liberación de estos fondos permitirá destinar este año 22 millones adicionales a la sanidad, la propia Consellería que encabeza Jesús Vázquez Almuíña transmitía a la mesa sectorial que de este incremento de gasto destinará 3,5 millones a «aumentar de forma estable el personal en aquellos centros que requieren acciones inmediatas».

«No nos interesa discutir cómo se financia, pero sí que sea una negociación de buena fe, sobre un censo fiable de vacantes», apuntó al respecto la secretaria nacional de CIG-Saúde, María Xosé Abuín, instando a que la propuesta de incremento del cuadro de personal que Sanidade presente el próximo día 3 contenga incrementos reales, más allá de la estabilización de plazas vacantes ya cubiertas con contratos eventuales. «Pondremos el medidor de la credibilidad en la reunión del día 3», resumió Abuín.