Albert Rivera, este martes durante su acto en Vigo
Albert Rivera, este martes durante su acto en Vigo - EFE
POLÍTICA

Rivera se compromete a no pactar tampoco con el PNV

Acusa a Pablo Casado de buscar acuerdos con los nacionalistas vascos, «el socio que históricamente ha pactado con el bipartidismo»

SANTIAGOActualizado:

Alberto Rivera sigue deshojando la margarita de los partidos con los que no pactará después del 28-A. Después de afirmar públicamente que no habría entendimiento alguno con el PSOE de Pedro Sánchez, este martes ha acudido a Vigo para manifestar solemnemente que no alcanzará acuerdo alguno con el PNV. Su compromiso es que los nacionalistas «no pinten nada» en su Ejecutivo, siempre que sea él quien lo presida.

El presidente de Ciudadanos y candidato naranja a la Presidencia del Gobierno no ha dejado pasar la oportunidad para lanzar su particular dardo a Pablo Casado, al que ha acusado de «querer pactar» con el PNV, «el socio que históricamente ha pactado con el bipartidismo», algo que para Rivera es impensable porque «estamos cansados de pactos con los nacionalistas». Tras mantener un encuentro con la cooperativa de armadores de Vigo, Albert Rivera ha instado a los gallegos a «tomar nota de ese pacto del señor Casado con el PNV», formación a la que ha responsabilizado de «perjudicar las cuotas pesqueras de Galicia» y que «defiende la autodeterminación para el País Vasco».

«Yo no quiero, como -Pedro- Sánchez, un gobierno con los separatistas y los que quieren liquidar España, ni con los nacionalistas», ni «seguir pensando» que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, «decida la política nacional» y Podemos «decida la política económica». «España se merece una economía liberal y a un presidente que se comprometa públicamente a no pactar con nacionalistas e independentistas», así como «un gobierno constitucionalista, que represente a la mayoría de los españoles», informa Efe.

Expectativas gallegas

Rivera ha aprovechado la ocasión para replicar al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y pedir a los ciudadanos de esta comunidad «un voto de unidad» y «concentrar todo el voto» en su partido. El líder naranja ha pronosticado que su formación va a «entrar en las diferentes provincias» gallegas —a día de hoy las encuestas solo le otorgan un hipotético escaño en La Coruña— y se ha detenido en que las encuestas apuntan a que el PP podría perder «casi la mitad» de los apoyos que obtuvo en las pasadas elecciones generales, lo que representa «una crisis importante».

Preguntado por los periodistas por la intención de militantes de su partido de llevar a los tribunales el posible pucherazo en las primarias de Castilla y León, Rivera ha dado el asunto por zanjado. «No tengo nada que decir», y ha reconocido también el derecho de «todos los militantes de un partido» a «recurrir» decisiones dentro del mismo, una situación que, según ha apuntado, ya se ha producido en más ocasiones en otras formaciones, informa Europa Press.