Alberto Núñez Feijóo, en el mitin celebrado en Orense, con Jesús Vázquez en la pantalla
Alberto Núñez Feijóo, en el mitin celebrado en Orense, con Jesús Vázquez en la pantalla - CEDIDA
PARTIDO POPULAR

Retener Orense con «un alcalde con mayoría», prioritario para Feijóo

El líder del PPdeG carga contra «la peor oposición de todas las ciudades gallegas» en la única urbe bajo mandato popular. Vázquez defiende su «compromiso» frente al «caos de un showman» de Jácome y avisa:«No hay otra opción»

OrenseActualizado:

Orense no es una pieza cualquiera en el tablero de las elecciones municipales del próximo domingo. El 26-M el PP sale únicamente a revalidar la alcaldía de la ciudad de As Burgas. En el resto de urbes, el objetivo es desbancar, bien al PSOE, bien al nacionalismo, bien al rupturismo. El candidato en Orense, Jesús Vázquez Abad, es el único que somete su mandato al escrutinio de las urnas. Un mandato, en todo caso, maniatado por su situación de minoría —apenas 10 de 27 concejales— y una oposición cerrada en banda, que se negó a apoyar uno solo de los presupuestos, con Gonzalo Pérez Jácome y su Democracia Ourensana (DO) como permanente factor perturbador. Una legislatura frustrante que Vázquez no quiere repetir:por eso busca una mayoría amplia. Si atendemos a las encuestas, no lo tendrá fácil. Los últimos sondeos le dejan, como mucho, ante un «status quo», con el tope de la decena de asientos en el Concello. Perdería gas DO y, a cambio, subirían los socialistas de mantenerse el «efecto contagio» de las generales.

El PSdeG tiene Orense en su punto de mira. Lo ve como la guinda al ambicioso pastel que quizás el domingo se convierta en suflé. Por el momento, un eufórico Gonzalo Caballero quiere dar aquí la puntilla al PP. Lograr una primacía en las siete ciudades. Caballero insiste en que Alberto Núñez Feijóo quedó noqueado el 28-A;en una visión edulcorada de sus posibilidades, el 26-M dejaría a su rival contra las cuerdas y en las autonómicas de 2020 le haría besar la lona para arrebatarle el cinturón de campeón de la Xunta. Su baza en Orense es Rafael Rodríguez Villarino, colocado ante un eventual pacto con DO. Con la mayoría absoluta situada en 14 escaños, podría necesitar más socios. Toda una incógnita en un escenario especialmente fragmentado, con la cifra récord a nivel gallego de 15 candidaturas. Ahí está Ourense en Común, desmarcado de Podemos y En Marea. El Espazo Común de un exsocialista ilustre, Pachi Vázquez. Ciudadanos, con otro ex, quien fue portavoz del PP, José Araújo. El BNG. Y un elevado porcentaje de indecisos:uno de cada tres orensanos aún no tiene claro a quien votar, según recogen los sondeos.

Todo en el aire

En un escenario tan incierto y volátil, los últimos días de campaña resultan determinantes. Lo sabe el PP, lo sabe Feijóo y lo sabe Vázquez. El jefe de los populares gallegos acudió esta tarde a arropar a su candidato junto al presidente provincial, Manuel Baltar. No pudo ser en el primer día de campaña, cuando estaba previsto un acto con invitado estelar, Mariano Rajoy. El fallecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba motivó que se suspendiera la actividad electoral. Hoy se supo que Rajoy acudirá el viernes tanto a Orense como a Lugo para cerrar por todo lo alto. Se palpaba en el ambiente que hay mucho en juego y todo en el aire. Vázquez y Baltar, apostados a la entrada del Pavillón dos Remedios, saludaban uno a uno a los asistentes. «Cómo estás, gracias por venir». Llegó Feijóo, que venía de Bueu y Meaño, y que aún tenía previsto cerrar en Santiago, e irrumpieron los tres para dar comienzo a un mitin «trepidante», como lo calificó el líder del PPdeG.

Con las Nuevas Generaciones animando a modo de charanga, Feijóo avisó a sus paisanos:«El próximo 26 de mayo vamos a elegir o al mejor alcalde de todas las ciudades gallegas o a la peor oposición de todas las ciudades gallegas». «Ogobiernan los que boicotearon Orense, o gobernamos los que construimos Orense», incidió. «El 26 de mayo empieza una nueva época. Hay que quitar de en medio los obstáculos votando». Enumeró Feijóo los logros de la legislatura, en infraestructuras, en sanidad, y lo que está por venir, como el nuevo hospital, y señaló:«Imaginad que lo que hicimos, a pesar y en contra de todos los grupos de la oposición, a partir del próximo lunes lo hagamos con un alcalde con mayoría. ¡Iremos más rápido, haremos más cosas y construiremos la ciudad que queremos!».

Ese es el objetivo:la mayoría. La única forma de retener la alcaldía frente a una oposición cuyo objetivo fue «crucificar el futuro» de Orense. «¡Tenemos que conseguir esa mayoría, no hay otra opción!», advertía en el arranque del mitin el propio Vázquez, sin apenas hacer pausas para respirar, hablando «con el corazón» y «con el amor que tengo a mis vecinos, a mi tierra y a mi ciudad». Es o su «compromiso» o el «caos de un showman», por Jácome. «El club de la comedia» a la par con el PSOE, en palabras de Feijóo. «Quedan cuatro días para que abran las urnas», sumó después un todavía más enérgico Baltar, que confía en revalidar la Diputación, «¡y certifiquen una mayoría absoluta del PP!». «Tres cosas tiene Orense», añadió. «¡El Santo Cristo, As Burgas y el PP que siempre gana!». «¡No le demos la llave de la ciudad a aquellos que cerraron todas las puertas!», arengó Feijóo a los orensanos.