Mariano Rajoy, juntoa Alberto Núñez Feijóo y Ana Pastor, este domingo en Leiro - MIGUEL MUÑIZ
Política

Rajoy le desea a Don Juan Carlos con sus «mejores deseos» una «pronta recuperación»

Feijóo señala que «en Galicia» España Suma «es un proyecto que no es necesario»

Pablo Pazos
LeiroActualizado:

Pregonero de lujo este domingo en el municipio orensano de Leiro, que celebra su Fiesta de la Vendimia, Mariano Rajoy ha dedicado unas afectuosas palabras a Don Juan Carlos tras su intervención quirúrgica: «Estoy seguro de que todos compartiréis conmigo lo que voy a decir. Recordar aquí al Rey Juan Carlos. Desde esta comarca del Ribeiro, con nuestros mejores deseos, le deseamos todos una pronta recuperación», ha expresado el expresidente del Gobierno.

Rajoy ha evitado en la medida de lo posible meterse en harina política, pero han sido múltiples las ocasiones en las que los medios de comunicación le han requerido. En uno de esos intentos, el expresidente del gobierno ha comentado con retranca: «Lo de los presupuestos es una buena decisión seguir con los míos, pero ya no digo más». El resto han sido evasivas porque «hay muchos políticos aquí» y «todos saben más que yo y yo no tengo consejos que dar a nadie», ha eludido cualquier otra valoración.

Las escasas palabras de Rajoy en clave política han llegado en la recepción que se le ha brindado en el consistorio antes de pronunciar un pregón en el que ha asegurado sentirse «gallego por encima de todo» y «profeta en mi tierra», además de llevar «a gala ser de provincias». Y ha cerrado así: «Algunos intelectuales se metieron conmigo cuando dije: viva el vino». Acto seguido, en una suerte de revancha irónica, ha exclamado: «¡Viva el vino del Ribeiro!».

Un pregón en el que tampoco ha habido alusiones a ese día al día político del que ya se ha desligado, aunque sí lo que podría interpretarse como una pulla teñida con nueva carga de ironía con Pedro Sánchez como posible destinatario. Ha sido en un pasaje de la alocución en el que ha elogiado «la enseñanza de todos mis paisasnos, que transmiten el valor de la prudencia y de la paciencia, que hay otros que no la conocen, de quien sabe cuidar y eseprar la cosecha (...), que el buen fruto solo llega despues de un gran esfuerzo. Esas virtudes que ojalá estuvieran más presentes en las vidas de todos. Y, por si acaso alguien cree que me refiero a alguien, tengo que decir... que tienen razón», ha remachado entre las risas del público.

Feijóo desea «éxito» a España Suma

Quien no ha eludido las preguntas sobre política ha sido el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien ha acompañado a Rajoy junto a una nutrida representación de los populares gallegos, incluidos Ana Pastor, Manuel Baltar y Miguel Tellado, entre otros. Feijóo ha lamentado que se haga en España «política con minúsculas» y ha vaticinado que «lo que va a ocurrir es lo que le interese al candidato Sánchez» y «todo parece indicar que le interesan nuevas elecciones, otra cosa es los intereses de España».

También se le ha preguntado por España Suma, proyecto que no ha sido secundado por la formación en Galicia por considerar que ya absorben al electorado de centro derecha, hasta el punto que desde Génova se admitió que «el PP de Galicia es Galicia Suma de facto», como concedió el viernes en Santiago el vicesecretario de comunicación, Pablo Montesinos. Feijóo se ha referido por primera vez a este asunto para señalar que «el proyecto España Suma es un proyecto» para frenar que «la izquierda de Sánchez con Podemos y el independentismo catalán y vasco gobiernen un país» y «es un proyecto que tiene toda la seriedad y espero que tengo éxito». Eso sí, ha matizado que «es evidente que los proyectos no son miméticos en todos los territorios de España. En Galicia ese proyecto, en mi opinión, es un proyecto que no es necesario. En Galicia hay un partido que ya suma la inmensa mayoría de los gallegos que es el PP de Galicia».

«No creo que Génova imponga nada. Al contrario», ha señalado. «Lo que Génova está ofreciendo es una posibilidad y una oportunidad» ante un escenario de posibles cuartas elecciones generales en cuatro años. «Que un partido político haga una propuesta con luz y taquígrafos (…) para intentar una coalición preelectoral me parece que es algo bastante más serio que este juego de tronos». Eso sí, ha querido dejar claro que «el PP de Galicia es un partido muy asentado que ha jugado siempre a lo mismo, a ser el centro de la vida política gallega», por lo que no necesita una alianza como Galicia Suma.

También ha querido echar un capote a su compañero Juanma Moreno, criticado por pasar unos días en tierras gallegas en plena crisis de la listeriosis, al afirmar que «tiene derecho a dos días y medio fuera de su despacho pero en contacto permanente» con su ejecutivo, y ha añadido que es «testigo de que el presidente de la Junta de Andalucía no ha dejado de estar en constante comunicación» con su equipo.