El PSOE será el más beneficiado por los pactos postelectorales

Los acuerdos que los socialistas podrían alcanzar con el BNG y algunos independientes les permitirá contar con 36 alcaldías más de las que ha ganado con mayoría absoluta

R.S.C.
Actualizado:

SANTIAGO. El PSOE sería el partido más beneficiado de un pacto postelectoral con el Bloque Nacionalista Gallego, ya que podría sumar hasta 36 alcaldías más a las 35 que tiene ya aseguradas.

En la provincia de La Coruña, los socialistas podrían alcanzar pactando con el BNG las alcaldías de Santiago, Ames, Betanzos, Cabanas, Cambre, Cariño, Carral, Muros, Neda y Porto do Son. Además, necesitaría el apoyo de otras fuerzas para poder gobernar en Fisterra, Lousame, Malpica y Pontedeume.

En Lugo, los socialistas gobernarán en Fonsagrada, Guitiriz, Ribadeo y Sarría si alcanzan un acuerdo con el BNG y necesitarían el apoyo de IU para obtener también la alcaldía de Viveiro. En Ourense, obtendrán los ayuntamientos de Baltar, Piñor, Ribadavia y Verea, con apoyo de los nacionalistas. Para gobernar en Verín necesitarán otros apoyos.

Finalmente, en Pontevedra podría gobernar un alcalde socialista con apoyo del BNG en Vigo, Vilagarcía, Catoira, Cotobade, Illa de Arousa, Marín, Mos, Redondela y Vilaboa. Otras alianzas serían necesarias para alcanzar el gobierno en Baiona, A Guarda y Nigrán.

La ayuda llega del BNG

Por otra parte, los apoyos de los socialistas a un alcalde del BNG podrían permitir a los nacionalista sumar hasta 16 alcaldías más, aunque en algún caso, el BNG no alcanzará la alcaldía al no obtener el apoyo de alguna lista independiente, como ocurre en el municipio coruñés de Teo. El BNG sólo obtuvo cinco alcaldías por mayoría absoluta en la noche del 25-M.

En Pontevedra, el BNG necesita el apoyo de los socialistas para gobernar en la capital, donde los nacionalistas fueron la lista más votada. Además, si obtiene otros apoyos podría llegar a gobernar en Bueu, Moaña, Pontecesures y O Grove.

En A Coruña, los nacionalistas podrían obtener las alcaldías de Fene, Mugardos, Corcubión, Carnota y Arzúa con el apoyo del PSdeG. Necesitarán a otras fuerzas para gobernar también en Boiro, Carballo, Sada y Teo.

Finalmente, en Ourense el BNG podría tener un alcalde en Porqueira con apoyo socialista y en Lugo necesitaría otros apoyos para gobernar en Monforte.