Darío Campos
Darío Campos - EFE
POLÉMICA TAMBIÉN EN LUGO

Lío en el PSdeG por la presidencia de la Diputación de Lugo

Disputa entre el alcalde de Monforte, apoyado por la dirección autonómica, y Darío Campos, actual presidente

SantiagoActualizado:

La Diputación de Lugo sigue copando titulares tras cuatro de los años más convulsos de su historia. En este caso, por quién presidirá hasta 2023 el organismo provincial. Una vez confirmada la mayoría de izquierdas con el BNG, el PSdeG cuenta con dos candidatos que buscan obtener el poder, y unas declaraciones del secretario xeral del partido, Gonzalo Caballero, afirmando que se debían de «poner las prioridades» a disposición de la organización para que ésta «busque la mejor fórmula para abrir nuevos tiempos» echaron más leña al fuego.

En la disputa se encuentran el actual presidente, Darío Campos, último reducto de los apoyos con los que contaba el defenestrado José Ramón Besteiro, y el alcalde de Monforte de Lemos, José Tome, que cuenta con el apoyo de la dirección del partido a nivel autonómico.

Estas declaraciones provocaron una reacción dentro del actual equipo de Gobierno, que ahora está en funciones. El número dos de Campos y secretario del PSdeG en Lugo, Álvaro Santos, reclamó a Caballero que explicase «qué hay que cambiar» en el Ejecutivo provincial.

Para ello puso en valor varias acciones realizadas por la Diputación en los últimos cuatro años, que lleva un rumbo en el que han abierto residencias públicas o han implementado servicios de teleasistencia que considera un ejemplo a nivel nacional. «No sé si ese es el rumbo que hay que cambiar», repitió en varias ocasiones mientras enumeraba más acciones de su Gobierno durante la última legislatura.

Con todo, Caballero no se refirió explícitamente a ninguno de los dos candidatos, ya que destacó que hay «muchos compañeros capaces», «muy buenas perspectivas» y una «mayoría de progreso en la diputación». «Por lo tanto, sabremos acertar y trabajar cuando los tiempos así lo marquen», remarcó. Cabe recordar que las Diputaciones no se constituyen hoy.

Por si acaso, Santos, remarcó que Campos «tiene mucho de lo que presumir, mucho de lo que hablar y mucho que poner en valor». «Y ello pese a una situación política extremadamente compleja, en la que si hubo anomalías pero que no las provocó Darío Campos». El presidente llegó a la presidencia tras una moción de censura, que fue posible por el voto afirmativo de Manuel Martínez, ya fuera del partido, y que en aquel entonces permitió la presidencia del PP. Martínez sería el gran quebradero de cabeza de Campos para el resto de mandato.

El diputado lucense

El PSdeG tiene otro fuego que apagar en los últimos días, ya que el PSdeG en el Concello de Lugo reclama un diputado en la Diputación. La alcaldesa en funciones, que será investida hoy de nuevo, Lara Méndez, recordó que el 52 por ciento de los votos del PSdeG en el Partido Judicial de Lugo provienen de la capital.

Las listas tienen que ser aprobadas finalmente por el Comité Federal de Listas a nivel nacional, por lo que éste será quien tenga la última palabra en las designaciones de las listas y, por lo tanto de los candidatos.