Una camada de cachorros de la raza braco alemán
Una camada de cachorros de la raza braco alemán - ABC
GALICIA

Proxenetismo animal: Hasta 1.000 euros por montas ilegales de perros

La asociación animalista Libera denuncia los primeros 30 casos que atentan contra la Ley de Bienestar Animal de Galicia

SantiagoActualizado:

La monta de perros e incluso gatos se ha convertirdo en un lucrativo negocio al margen del control de Hacienda. A través de redes sociales y páginas web se ofrecen transacciones económicas que pueden llegar a alcanzar los 1.000 euros. Los propietarios de los animales se pueden repartir después los cachorros y venderlos también a través de Internet saltándose las exigencias de la Ley de Bienestar Animal de Galicia. La Asociación Animalista Libera y la Fundación Franz Weber han documentado hasta 30 casos. Este este sábado han anunciado la interposición de la primera denuncia simultánea contra el llamado «proxenetismo animal».

En un comunicado, los animalistas explican que la propia Ley de Bienestar Animal de Galiciaprohíbe la «compra, venta, cesión o donación ambulante de animales de compañía» en su artículo 13.2 mientras que el apartado anterior regula estos actos señalando que «la cría con fines comerciales de animales de compañía solo podrá efectuarse en establecimientos debidamente autorizados». Los animalistas señalan que las montas son una compra encubierta y por tanto estos anuncios tampoco pueden publicarse como hasta ahora.

En su primer escrito de denuncia contra estas estratagemas para hacerse con camadas y venderlas advierten que también da lugar a un fraude fiscal no cuantificado, ya que tanto el ofertante como el pagador pueden intercambiarse los cachorros y, a su vez, ponerlos a la venta en la misma plataforma de Internet, cometiendo una doble irregularidad administrativa.

La venta reiterada de animales, como podría deducirse de algunos mensajes de «montas», considerada una infracción de carácter grave, con multas de hasta 5.000€ y la posibilidad de decomisar a los animales junto a una sanción accesoria de inhabilitación para la tenencia de animales por un máximo de cinco años.

FFW y LIBERA! esperan que la Dirección Xeral de Patrimonio Natural de la Xunta de Galicia ponga coto a las decenas de publicaciones que en diferentes espacios están fomentando no solo un negocio irregular, «sino una cosificación profunda de los animales como meras máquinas de producción», apuntan.