Lugar donde se originó la intoxicación en Andalucía
Lugar donde se originó la intoxicación en Andalucía - EFE
SANIDAD

El producto causante del brote de listeriosis no fue comercializado en Galicia

La Consellería de Sanidade expresa su total contacto con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria para abordar todo lo relacionado con la intoxicación

SantiagoActualizado:

El producto intoxicado con listeriosis no ha sido comercializado en Galicia. Es el mensaje lanzado desde la Consellería de Sanidade en relación al brote surgido en Andalucía tras el consumo de una carne mechada contaminada.

En Andalucía, la listeriosis causada por este producto ha provocado el fallecimiento de una anciana de 90 años de edad en Sevilla, y más de 100 intoxicados, siendo las embarazadas y los recién nacidos los prinicipales damnificados. Por ello, las agencias sanitarias nacionales y los departamentos de cada comunidad han trabajado para estudiar si los productos contaminados pudieran haber llegado a más puntos.

Desde el departamento sanitario autonómico gallego se ha confirmado que no existe evidencia alguna de una posible llegada de la carne contaminada a Galicia, ya que gracias a los contactos surgidos debido al brote entre la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, a través de la red de alerta alimentaria (SCIRI), con la Dirección Xeral de Saúde Pública de Galicia se ha rechazado la posibilidad de que estuviese en la comunidad gallega.

En Galicia, para evitar peligros o reducir riesgos al mínimo de los alimentos comercializados se llevan a cabo una serie de medidas de control. Por un lado, los servicios de inspección de la Dirección Xeral de Saúde Pública de la Consellería de Sanidade verifican el cumplimiento de las obligaciones, entre las que están muestras aleatorias de los alimentos o auditorías.

De no cumplirse se toman medidas, todo ello ejecutándose bajo el Plan Nacional de Control de la Cadena Alimentaria en Galicia, que tiene como objetivos, por un lado, asegurar que los alimentos son de calidad y tienen el mínimo riesgo, y por otro, defender a los consumidores en todo momento.