La llamada absurda de una señora en medio de la crisis del «Prestige»
El petrolero «Prestige» se hundió frente a La Coruña en noviembre de 2002 - EFE

La llamada absurda de una señora en medio de la crisis del «Prestige»

En medio de la crisis del Prestige una llamada absurda llega al centro coordinador de Salvamento Marítimo. Una señora discute con el operario «Me va a decir usted a mí el número que he marcado?» El petrolero ya estaba hundido entonces

santiago Actualizado:

Las grabaciones del centro de Salvamento Marítimo durante la crisis del Prestige, — a las que ha accedido ABC— han sido recogidas en su integridad. Es decir, desde el minuto uno de la crisis hasta horas después del hundimiento.

En medio del caos se cuelan algunas llamadas no relaccionadas con el caso, algunas absolutamente absurdas. Por lo anecdótico en medio de la tragedia, reproducimos aquí quizá la más ridícula e inoportuna. Es del día 19, fecha en la que el Prestige ya vomitaba petróleo al Atlantico.

Es una particular y le atiende un operario del Centro de Salvamento Marítimo de La Coruña.

Buenas noches. Mire, yo le llamo del Restaurante «De la Savia», en la calle Francisco de Rojas. Queria solicitar a ver si por favor...

—Hola.

—¿Eh?

—Buenas noches.

— Buenas noches. Dígame.

—¿Con quién hablo?

—Eh... ¿Y yo con quién?

—Vamos a ver, ¿usted quién es?

—Este es un servicio de emergencias maritimas. No sé si

—¿De emergencias maritimas? Pero si yo he estado hablando con Telefonica.

—No, estâ hablando usted con un servicio de...

—Pues me han pasado ellos, disculpeme.

—No, no le han pasado. Le han dado el teléfono mal ο usted lo ha marcado mal que es muy parecido. Es muy parecido, ¿eh? Fijese bien cuando marque.

—Pero si he estado hablando con un senor de Telefonica y ha salido usted por ahi.

—No, señora.

—Lo que yo le diga.

—Usted ha marcado 902...

—¿Me va a decir usted a mí lo que yo he marcado?

—¿eh?

—Me va a decir usted a mi lo que yo he marcado?

—Pues, claro.

—Pues no.

—¿Quiere que le diga yo donde llama?

—Pero vamos a ver... Escûcheme una cosa. Yo he estado hablando ahora mismo con una persona de Telefonica, y ahora de repente ha salido usted. Habrá habido

un cruce, pero no me diga que yo he marcado mal.

—El 445 2722 12.

—Estâ equivocado pero no es ese.

—Sí que es.

—Ahora no se lo voy a decir... Perdóneme pero.

Obviamente la llamada se interrumpe. La emergencia no permite seguir discutiendo con la señora, (La anterior y posterior son con organismos de emergencia y Delegación del Gobierno) hay un barco vertiendo miles de toneladas de crudo a la costa y Salvamento no está para discutir esta mañana.