Lara Méndez, durante la nohce electoral
Lara Méndez, durante la nohce electoral - EFE/Eliseo Trigo
ELECCIONES MUNICIPALES LUGO

El PP gana, pero el PSOE y el BNG consiguen retener la mayoría absoluta

El popular Ramón Carballo y el Bloque se apuntan subidas, mientras que Lara Méndez aguanta sus ocho concejales

SantiagoActualizado:

El PSOE tiene al alcance de la mano enlazar 24 años consecutivos gobernando la ciudad amurallada tras un recuento muy ajustado. Los socialistas de la actual alcaldesa Lara Méndez, que llegó a la alcaldía de rebote después de que el antiguo alcalde socialista José López Orozco no pudiese sumar mayoría, no han cumplido con las encuestas y se quedan en los ocho concejales que ya tenían (25,97%), pero suman con un BNG que alcanza un gran resultado electoral (16,36%) y llegan a los cinco concejales (suben tres).

El PP de Ramón Carballo, que se estrenaba como candidato, vuelve así a ganar los comicios locales (31,91%), e incluso sube uno, consiguiendo los diez asientos. Pero esas cifras no son suficientes, a pesar de que los Ciudadanos de Olga Louzao se consolidan (8,20%) y mantiene sus dos actas. La suma de la derecha es de doce asientos, uno por debajo de la mayoría absoluta que alcanzan las formaciones de izquierdas, que tienen 13.

Los resultados, con todo, reflejan que la izquierda ha ganado claramente en votos, aunque esa claridad no se verá reflejada en el pleno: las tres mareas suman entre ellas alrededor de un 10 por ciento, pero ninguna alcanza el cinco por ciento necesario para acceder al Pleno. Todas se manejan en resultados entre el 2 y el 3 por ciento.

La división y el crecimiento del Bloque expulsan a Lugonovo, que tenía tres escaños, y a ACE-EU, que no revalida su concejal. Por su parte Podemos es el que más cerca se ha quedado, pero no consigue tampoco el 5 por ciento necesario (3,9%).

El pacto

Ahora queda por saber si las dos izquierdas podrán formar un Gobierno. La subida del BNG coloca a los nacionalistas en una posición que permite a los de Arroxo exigir un papel importante en la próxima Corporación. Estos últimos cuatro años los socialistas han gobernado en solitario. Las dos partes se han mostrado favorables a pactar: Lara Méndez desde la perspectiva de que será ella, como cabeza de lista de la fuerza más votada, la futura alcaldesa de Lugo.

Por su parte, Rubén Arroxo reconoció que ambos partidos tendrán que ponerse de acuerdo para formar gobierno, pero también recordó que el BNG ha asumido «una gran responsabilidad» con todos los vecinos que le han votado, precisamente por plantear un modelo de ciudad alternativo, diferente al promovido por Lara Méndez durante los últimos cuatro años, recoge Efe.

Ramón Carballo se mostró «preparado» para gobernar, aunque sabe que será muy complicado. Las caras largas en la sede popular reflejaban que la victoria no ha sido suficiente para gobernar, a pesar de que hay «una diferencia importante» con el PSdeG y ser el «segundo mejor resultado del PP en las siete ciudades», que solo podrá gobernar con un nuevo «pacto de perdedores». Es por ello que a los populares les queda un «sabor agridulce».