PROTESTA

Porto, el pueblo zamorano que votó en 'referéndum' anexionarse a Galicia

Indignados por la promesa incumplida de una carretera, los vecinos de este pueblo fronterizo protestaron pidiendo su separación de Castilla y León

SantiagoActualizado:

Entre Porto y la capital provincial, Zamora, media una distancia de 175 kilómetros. La cifra traduce una lejanía física, pero también política. Los vecinos de este pequeño pueblo de montaña de la Alta Sanabria, calado entre las montañas que separan Galicia y Castilla y León, hace tiempo que quieren dejar de vivir en el furgón de cola del progreso. Reclaman algo tan básico como el arreglo de una carretera. Una obra a la que el gobierno regional se comprometió hace siete años, pero que acabó durmiente en un limbo del todavía nadie sabe cuándo despertará. Por eso es que, a día de hoy, en Porto en lugar de primera piedras y máquinas excavadoras, hay urnas. Los vecinos convocaron este fin de semana un plebiscito para separarse de Castilla y León, y barajar la posibilidad de anexionarse a Galicia. Ganó el sí al cambio.

La protesta, convocada por la Plataforma 102 aprovechando la celebración de una feria de ganado, buscaba visibilizar la desidia con que la Junta trata una petición que consideran «justa», tratándose de una zona castigada por la despoblación, «un enemigo despiadado e insensible»; o «una trituradora» que se «va llevando por delante generaciones», como denuncia el manifiesto de la asociación, que viene criticando en los últimos tiempos el desgaste del firme y la magnitud de los baches en la calzada.

La consulta, en la que también tuvieron derecho de voto los turistas, daba a elegir únicamente la opción de separarse o permanecer bajo la influencia de Castilla y León, pero la Plataforma aclara que la secesión tampoco sería su camino. En declaraciones a La Voz de Galicia, una de las portavoces de la entidad señala a Galicia como destino, dados los vínculos fronterizos que les unen con pueblos de la provincia de Orense, como A Mezquita o Viana do Bolo. «En realidad, con una encuesta no podemos aprobar nada, pero queríamos ver qué pensaban los vecinos», comenta.

El resultado fue contundente. Tal y como hicieron público en las redes sociales, de las 232 «opioniones emitidas», un total de 202 votaron sí a la separación, por 19 votos contrarios y 6 en blanco. «El resultado de la encuesta realizada durante este mes en Porto deja bastante claro el deseo de la gran mayoría», festejó la paltaforma en su Facebook. Además, los vecinos también pudieron opinar a respecto de la continuidad de pueblo en el Parque Natural de Sanabria. Y de nuevo ganó el rechazo al status quo, con otra abrumadora mayoría a favor de salirse de la reserva.