Ana Pontón votando en Santiago junto a Goretti Sanmartín
Ana Pontón votando en Santiago junto a Goretti Sanmartín - CEDIDA
ELECCIONES MUNICIPALES

Ana Pontón: «Este avance del BNG es imparable»

Los nacionalistas recuperan la representación en todas las ciudades y sumarán más de 14 alcaldías

SantiagoActualizado:

Satisfacción en las filas del BNG este 26-M. Las generales marcaron un punto de inflexión en una formación que llevaba tiempo en descenso y el «cambio de ciclo», en palabras de su portavoz Ana Pontón, consolida su tendencia al alza. «Este avance es imparable» subrayó la líder del BNG en su comparecencia para analizar los resultados de las elecciones municipales y europeas.

Pontón empezó por felicitar a su compañera de filas, Ana Miranda, quien ha logrado duplicar el número de apoyos con respecto a los anteriores comicios al Parlamento Europeo. «Hay una apuesta clara para que Galicia tenga voz en Europa», destacó Pontón. El ascenso en votos no ha sido sufiente, sin embargo, para que Miranda cuente con un escaño propio y tendrá que volver a usar la fórmula rotatoria con el resto de integrantes de su candidatura, Bildu y ERC.

En clave municipal, Pontón dio por cumplido el objetivo marcado por los nacionalistas. Querían recuperar presencia en todas las ciudades gallegas y lo han conseguido. Logramos, dijo Pontón, «un aumento notable, del 35%» en las urbes gallegas. El BNG vuelve a estar en Vigo y en Orense, donde había desaparecido de ambos consistorios en 2015. Pontón también se felicitó por el «gran impulso» del BNG en Lugo y por revalidar el gobierno en Pontevedra.

Los nacionalistas se erigieron como la fuerza mayoritaria en 14 ayuntamientos. La cifra mejora también los resultados de 2015 cuando apenas consiguieron cuatro. Pero Pontón confía en incrementar las alcaldías dado que el BNG ha sido «la fuerza más relevante» en otros municipios.

«El cambio de ciclo no tiene vuelta atrás», insistió la portavoz nacional del BNG con la vista puesta ya en los próximos comicios autonómicos. El objetivo, dijo, «es muy claro, ponerle freno al decenio negro de Alberto Núñez Feijóo al frente de la Xunta de Galicia».