Dos operarios del centro vigués colocan las baterías de una Berlingo
Dos operarios del centro vigués colocan las baterías de una Berlingo - EFE

La planta de PSA en Vigo ha fabricado un 7% más de vehículos

El 91% de los coches salidos de la factoría gallega este año se han exportado a 80 países

SantiagoActualizado:

A punto de terminar el año, la factoría viguesa de PSA Peugeot Citroën realizó ayer balance de la producción a lo largo de este 2015, ejercicio en el que ha fabricado un 7 por ciento más de vehículos que en 2014. En concreto, de la planta olívica han salido en los últimos meses 407.00 coches, a una media de 1.800 unidades por día. A ellas habría que sumar las denominadas colecciones CKD, que son vehículos despiezados, apartado en el que se han salido de Galicia 19.300 producciones, es decir, un 3,5 por ciento que en el año precedente.

Según los datos facilitados por la automovilística este viernes, los modelos más desarrollados en este tiempo han sido la Citroën Berlingo y la Peugeot Partner, que copan el 55 por ciento de la producción total, seguidas de los Citroën C4 Picasso, con un 30 por ciento de presencia, y los Peugeot 301 y Citroën C-Elysée, con el 15 por ciento restante. Entre las cifras, PSA destaca también que el 91 por ciento de los vehículos producidos han sido exportados 80 países diferentes. Solo el 9 por ciento se ha quedado en España. En el mercado extranjero, los territorios que reciben más vehículos de la planta viguesa son Francia, Gran Bretaña, Irlanda, Alemania, Bélgica, Holanda y Luxemburgo. Más allá de la Unión Europea, «siguen tomando fuerza Turquía y Argelia», reseñan.

El desglose de número se cierra con el destino de la producción viguesa por continentes: el 71 por ciento permaneció en la UE, mientras que el resto de Europa recibió un 13 por ciento, el 8 por ciento fue a África, el 3 por ciento en Asia y el 5 por ciento restante se repartió entre América y Oceanía.

Un hito para Galicia

El año que concluye ha constituido un hito en la historia de la automoción en Vigo por el ensayo real de un vehículo autónomo, entre la ciudad gallega y Madrid, que ajusta sin necesidad de intervención humana parámetros como la velocidad y los adelantamientos en función del resto del tráfico, de los límites fijados y de la infraestructura por la que circula. Tras este éxito en 600 kilómetros de recorrido, PSA apunta que empezará «a introducir en sus vehículos funciones que liberen al conductor a partir de 2018».

La planta ha vivido en los últimos doce meses otros momentos destacados, como la suscripción del convenio colectivo por parte del 88 por ciento de la representación sindical, con el que se da un marco laboral estable para que la empresa pueda ser competitiva hasta 2019. El plan de transformación iniciado busca consolidar para 2020 esta instalación «como un centro moderno capaz de acoger proyectos en las mejores condiciones». Del mismo modo, en este 2015 se ha celebrado la producción del vehículo 12 millones desde que la factoría comenzara su actividad en 1958.