Imagen de archivo de una prueba de alcoholemia
Imagen de archivo de una prueba de alcoholemia - EFE
TRÁFICO

Pierde todos los puntos en un accidente: drogas, alcohol, velocidad y sin seguro ni ITV

El siniestro se produjo en la carretera AC-552 (Coruña-Cee) a la altura de la curva conocida como «Lo Conejos», ubicada Arteixo

SantiagoActualizado:

Un hombre de 34 años, vecino de la localidad de Arteixo, provocó un accidente al conducir con una velocidad excesiva, lo que le hizo invadir el carril contrario y colisionar frontalmente con otro turismo. El siniestro se produjo en la carretera AC-552 (Coruña-Cee) a la altura de la curva conocida como «Los Conejos», ubicada en Arteixo.

El conductor responsable del siniestro fue sometido a las pruebas de detección de alcohol y drogas, a las que dio positivo con una tasa de alcohol en aire espirado de 0,35 y la con la presencia en el organismo de cocaína y anfetamina. Además, su coche no tenía contratado el seguro obligatorio ni se había sometido a la inspección técnica obligatoria. Y en consecuencia de los hechos, el hombre fue tamién denunciado por conducción temeraria al ser el reponsable del siniestro.

Según informa la DGT en un comunicado, la sanción por circular con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,25 mgs/L lleva aparejada una multa de 500 euros y la retirada de 4 puntos, en el caso de presencia de drogas en el organismo, la sanción ascendería a 1000 euros y 6 puntos, y por conducción temeraria, serían 500 euros y 6 puntos. Por tanto, en caso de que el conductor tuviese los 15 puntos de carnet, con estas sanciones perdería su totalidad.

Por parte del Subsector de la Guardia Civil, se recuerda a todos los conductores que se encuentren implicados en un siniestro vial, están obligados a someterse a las pruebas legalmente establecidas de comprobación de tasas de alcohol y la presentcia de drogas tóxicas en el organismo. En el caso de negarse a realizarlas, se estaría incurriendo en un delito tipificado en el Código Penal castigado con las penas de prisión de seis meses a un año y la privación del derecho a conducir un vehículo a motor y ciclomotores por un tiempo superior a un año y que puede llegar a cuatro.

Asimismo, en caso de que se produzcan lesiones graves en los siniestro viales como consecuencia de imprudencias, los responsables pueden ser investigados como supuestos autores de un delito de lesiones por imprudencia, castigados con penas de prisión de tres a seis meses o multas de seis a dieciocho, además de la retirada del permiso de conducir de uno a cuatro años. Si en el accidente resultase algún fallecido, las circunstancias se agravarían, pues estaríamos hablando de homicidio por imprudencia.