Aplicación móvil del Servicio Galego de Saúde
Aplicación móvil del Servicio Galego de Saúde - MUÑIZ
GALICIA

Piden cuatro años de cárcel para una madre que accedió a la historia clínica de su hija sin permiso

La procesada trabajaba en el servicio de admisión del hospital y usó sus contraseñas para saber qué tratamientos tenía su hija

SantiagoActualizado:

La delgada línea que divide la intromisión de los padres en la intimidad de sus hijos será dirimida, una vez más, en un juzgado. El último caso vinculado a esta presunta extralimitación se dio en Vigo, donde una madre se sentará en el banquillo acusada de haber accedido a la historia clínica de su hija para conocer los tratamientos a los que estaba siendo sometida y su estado de su salud. Para hacerlo, la progenitora aprovechó que trabaja en el servicio de admisión del Servicio Galego de Saúde (Sergas) y usó su contraseña personal para fisgar en un historial que es totalmente confidencial.

Por estas consultas, para las que echaba mano de su código secreto, el fiscal pide 4 años de prisión al entender que estaba invadiendo la esfera personal de su hija, pese a que la mujer nunca trasladó estos datos a una tercera persona. Además, insiste el Ministerio Público, la madre no contaba con el consentimiento de la agraviada.

Multa y despido

El juicio se celebrará el próximo día 30 en Vigo y, además de la pena de prisión, podría conllevarle a la acusada -en caso de que el juez la declare culpable- una multa de 7.200 euros y la inhabilitación para su puesto de trabajo en la Administración por un período de 9 años, según reclama el fiscal.