Corina Porro presentando el informe del CES sobre las redes europeas de transposte
Corina Porro presentando el informe del CES sobre las redes europeas de transposte - MIGUEL MÚÑIZ
INFRAESTRUCTURAS

El CES pide que no se discrimine al corredor atlántico frente al mediterráneo

Reclama la aprobación definitiva de Galicia como miembro de pleno derecho de las redes transeuropeas de transporte

SantiagoActualizado:

El Consello Económico y Social (CES) se une a las voces que piden que Galicia no quede discriminada de las redes transeuropeas de transporte. La presidenta del organismo, Corina Porro, presentó esta mañana en Santiago las propuestas del organismo a representantes del entramado económico y social de la Comunidad. El CES demanda «que se le de la misma importancia al corredor atlántico que al mediterráneo» y que Galicia consiga entrar en la «red básica» del primero, algo que aún está pendiente de aprobación definitiva.

A principios de la década pasada, la Unión Europea diseñó un conjunto de redes prioritarias de transporte para conectar el continente. A España llegaban dos, la meditérranea y la atlántica. Pero paradójicamente esta última al entrar en el país por el País Vasco continuaba por el interior hasta Valladolid para desde allí extenderse hacia Portugal. A la red ferroviaria de Galicia, Asturias, Cantabria, La Rioja Y Navarra no llegarían los fondos europeos para establecer mejoras. Los puertos de Vigo, La Coruña y Gijón quedaban también desconectados. «Están fuera el 8,5% del PIB, el 9% de la población y el 10,5% del valor total de las exportaciones», resaltó en la presentación del informe el economista José Francisco Armesto. En 2023 habrá una oportunidad para que Galicia entre como miembro de pleno derecho en el corredor, pero Armesto consideró que no se puede esperar hasta esa fecha y que ahora es el «momento de posicionarse», dado que Europa está negociando su programa marco para 2021-2027 donde se decidirán los presupuestos.

En julio de 2018 a petición del Gobierno central, Europa aceptó incluir al noroeste como miembro de segunda categoría dentro del corredor atlántico. Los fondos solo llegarían para mejoras en la red existente o en las infraestructuras ya en construcción. No para nuevas vías de comunicación. Para el CES, es fundamental que Galicia entre en la red «básica» de este corredor porque favorecería «la atracción de empresas y de talento», subrayó Porro. También que no se le otorgue la misma importancia al corredor atlántico que al mediterráneo, porque «hoy no es así», añadió la presidenta del CES. Entre las propuestas también está la construcción de una línea ferroviaria entre La Coruña, Gijón y Bilbao que conectase los puertos de la cornisa cantábrica. Esta petición ha concitado ya el rechazo del Eixo Atlántico, que la semana pasada criticaba durante el informe del CES, por llegar tarde, ser electoralista y contener propuestas peligrosas. «Volvemos a caer otra vez en el error del esquema de tres aeropuertos», aseveró el secretario Xoán Vázquez, quien incidió en que ya existía un consenso hace años sobre la conveniencia de unificar los tráficos de mercancías de todos los puertos en una sola línea de salida de Galicia, por Monforte.

El CES entregó ayer el informe al vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quien valoró el «consenso político» alcanzado entorno a la reinvindicación de la inclusión de Galicia en las redes transeuropeas de transporte. «Galicia no puede quedar atrás, este es el momento de hacer las cosas que estamos haciendo», subrayó. «Ojalá que tengamos éxito y podamos unirnos al tren del futuro», concluyó.