La penitencia de los rebeldes

El acuerdo marco garante de la gobernabilidad en las esferas locales se infringió en cuatro ayuntamientos marcados ya con un círculo rojo en el nuevo croquis político resultante de la última cita con

POR A. MARTÍNEZ. SANTIAGO.
Actualizado:

El acuerdo marco garante de la gobernabilidad en las esferas locales se infringió en cuatro ayuntamientos marcados ya con un círculo rojo en el nuevo croquis político resultante de la última cita con las urnas. El documento firmado hace una semana por Emilio Pérez Touriño y Anxo Quintana no impidió que en estas alcaldías los grupos municipales de PSOE y BNG se negasen a investir a los candidatos de las listas más votadas de sendas acciones políticas.

Los socialistas se desmarcaron de la alianza en Pontecesures, donde recogió el bastón de mando la única electa de una lista independiente; y los nacionalistas cerraron el paso a la poltrona municipal a los cabezas de cartel del partido del puño y de la rosa en Porto do Son, Muros y Corcubión (en estos dos últimos casos, la dirección del BNG reniega de los gobiernos que les facilitó el PP).

De los incumplimientos del convenio marco de San Francisco han tomado buena nota las direcciones nacionales. El secretario general del PSdeG y presidente gallego, Emilio Pérez Touriño, -que en la jornada dominguera acudió a la clausura de la Semana Verde de Galicia, donde anunció la aprobación inmediata del Plan de Reequilibrio Territorial para fortalecer el rural- garantizó el apoyo «leal» a las nuevas corporaciones locales, descartó la revisión de la componenda autonómica; y anunció que el PSdeG adoptará «medidas disciplinarias con carácter automático e inmediato para los que de manera singular y aislada han sido desleales a los ciudadanos».

En una entrevista concedida a la Radio Galega, dijo que la penitencia de los candidatos rebeldes se concretará hoy mismo, sin falta.