Brigadista en un incendio en Orense
Brigadista en un incendio en Orense - EFE
GALICIA

Una «app» para que el senderismo combata el fuego

La UVigo y cuatro empresas vigilarán las masas forestales próximas a carreteras con satélites y drones

SantiagoActualizado:

Muchos amantes del senderismo comparten ya sus fotos en aplicaciones como Wikiloc, que informa de rutas a lo largo de todo el mundo. Pero en dos años sus instantáneas podrían ser también de utilidad para prevenir tragedias como la de Chandebrito en Pontevedra o Pedrógão Grande en Portugal. Cuatro empresas gallegas, la Universidad de Vigo y el Centro de Investigación Forestal de Lourizán se han unido para desarrollar un sistema que permita controlar las franjas de vegetación que existen a lo largo de las carreteras y pistas. Además de las aportaciones de los usuarios, se emplearán las imágenes de dos satélites y varios drones.

«Las carreteras son cortafuegos naturales y además vías que usan los vehículos de emergencias para la evacuación de personas, por eso es importante controlar las masas forestales en este entorno», subraya Higinio González, investigador principal del proyecto por parte de la UVigo. En las olas de incendios que en 2017 asolaron el sur de Galicia y Portugal las vías de comunicación se convirtieron en ratoneras. En Pedrógão Grande una treintena de personas falleció en la Nacional 232 cuando escapaban de las llamas que acechaban sus viviendas. Las dos muertas de Chandebrito seguían una caravana organizada por la Policía que intentaba desalojar la zona afectada por el fuego por la vía que baja a Nigrán por Camos. Pero era imposible atravesarla. Los agentes ordenaron dar la vuelta, pero la furgoneta en la que viajaban se quedó descolgada. En Galicia la legislación obliga a que en ambos lados de las carreteras, exista una franja de 10 metros sin pinos ni eucaliptos, una distancia que se reduce a cuatro metros en pistas forestales. Pero no siempre se cumple.

Bautizado como proyecto Topacio, el sistema que se empezó a desarrollar a principios de este año pretende «optimizar cuando se realizan las labores de desbroces», explica Higinio González. Para ello analizarán las imágenes de dos satélites, el Sentinel (gratuito) y el Deimos (de pago), perteneciente a la empresa que dirigió el actual ministro de Ciencia y exastronauta, Pedro Duque. Los satélites permitirán controlar el estado de la vegetación en áreas amplias, por ejemplo, toda una provincia. Para el detalle se usarán los drones, propiedad de una de las empresas que participan en el proyecto, Aeromedia. El programa, que recibirá una subvención por parte de la convocatoria Conecta Peme 2018 de la Consellería de Economía, cuenta con otras tres firmas participantes. Extraco acercará su experiencia como concesionaria de obras en vías públicas; Conexiona, que desarrolla soluciones TIC innovadoras y multiplataforma, y Sans2, con experiencia en sistemas de información geográfica.

Los satélites y los drones les darán información sobre el estado de la maleza y su humedad. Pero para las pistas forestales, el sistema pretende contar con la participación ciudadana. «Se creará una aplicación dentro del sistema, orientada a las personas que hacen rutas de senderismo, para que puedan subir sus fotos desde el teléfono móvil», explica el investigador de la UVigo. González asegura que será la primera vez que se usen estas fotografías georreferenciadas para la prevención de incendios forestales. El proyecto Topacio cuenta con un presupuesto de 799.316,81 euros. Una vez finalizada, la herramienta se dirigirá tanto a administraciones públicas como a empresas con concesiones para el mantenimiento de las vías de comunicación.