Los tres portavoces de sanidad de la oposición, Montse Prado (i), Eva Solla y Julio Torrado, este jueves en el Parlamento
Los tres portavoces de sanidad de la oposición, Montse Prado (i), Eva Solla y Julio Torrado, este jueves en el Parlamento - MIGUEL MUÑIZ
GALICIA

La oposición consuma su «pseudocomisión» de sanidad: sin plazos, reglas o plan de trabajo

Crean «un foro» para «dar voz a los vetados por el PP» en el órgano oficial de investigación que la izquierda pidió crear pero a la que no tiene pensado volver, ni siquiera cuando comparezca el conselleiro de Sanidad

SANTIAGOActualizado:

Los tres grupos de la oposición en el Parlamento de Galicia —En Marea, PSOE y BNG— han anunciado este jueves que a partir del próximo lunes pondrán en marcha su particular «comisión de investigación» sobre la situación de la sanidad pública gallega, consumando así su amenaza de crear un órgano paralelo tras abandonar de manera abrupta la comisión oficial que ellos mismos pidieron crear.

Esta pseudocomisión —la diputada nacionalista Montse Prado llegó a referirse a ella como «foro» en varios momentos de su intervención—, tras escuchar a los tres responsables de sanidad de los grupos de la oposición, nace de una manera un tanto improvisada. Además de no estar amparada por el reglamento de la Cámara legislativa, no tiene un plazo de funcionamiento, ni un plan de trabajo preestablecido, ni tan siquiera unas normas para su desarrollo. Todo lo más. los diputados avanzaron que el lunes tendrán lugar las dos primeras comparecencias, y las siguientes ya irán siendo anunciadas «más adelante».

Para esa jornada inaugural, la oposición ha invitado a un familiar del fallecido en el PAC de A Estrada el pasado verano, así como a representantes del colectivo «PACs en pie de guerra». Según apuntaron, en futuras sesiones asistirán portavoces de otros grupos y asociaciones críticos con la actual gestión del Sergas, «voces que el PP se negó a que vinieran a contar la situación de la sanidad», en palabras de Montse Prado. «Estas voces dirán cosas y coincidirá con nuestra posición en algunos puntos», ha admitido el socialista Julio Torrado.

Las comparecencias se realizarán en una de las salas del Parlamento que, habitualmente, se cede a los grupos para ruedas de prensa y otro tipo de eventos. Dado que no será actividad institucional reglada, esta pseudocomisión no podrá seguirse por la web del Parlamento, ni contará con asistencia letrada.

Una vez rematen las comparecencias a esta pseudocomisión, los grupos parlamentarios «intentaremos hacer unas conclusiones», según ha indicado Eva Solla (En Marea). «Estamos convencidos de que vendrá mucha gente porque quieren contar su versión», ha subrayado Torrado. No sin un cierto sarcasmo, la oposición ha anunciado que invitará al PP a su propio relatorio, «para que asistan y tomen nota». La respuesta, poco después, del popular Aurelio Núñez Centeno ha sido tajante: «No participamos en actos de partido».

Según han justificado los tres portavoces de la oposición, la pseudocomisión es la respuesta a la «mordaza» que el PP impuso a la comisión de investigación que ellos pidieron crear y que abandonaron cuando el grupo mayoritario no admitió la totalidad de los comparecientes que exigieron. «La magnitud del problema sanitario —en referencia a la conflictividad laboral existente en el sector en las últimas semanas— es lo que nos lleva a esto», ha explicado Prado; «estamos en una situación límite», según Torrado; «la situación no admite más demoras», ha añadido Solla.

Ninguno de los tres grupos tiene previsto volver a la comisión oficial de investigación, aunque sí están siguiéndola de reojo. A pesar de las críticas, Solla ha reconocido que en la misma «hay visiones interesantes» aportadas «por comparecientes que no eran del PP», aunque Prado la contradijo poco después al reprocharle a la mayoría haber «impedido que nombráramos a nadie». No es la única contradicción de la izquierda. Reprochan al conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, que no dé la cara para explicar la actual situación del sector, pero tampoco acudirán a la comisión de investigación cuando este comparezca dentro de unos días. «La decisión de irnos es irreversible», ha sentenciado Solla.