Un agente de la Policía durante una investigación de ciberacoso
Un agente de la Policía durante una investigación de ciberacoso - EFE
Sextorsión

Obtienen 60.000 euros de un matrimonio tras conseguir fotos íntimas de su hijo

El cerebro de la operación sabía que la víctima era una persona vulnerable y se hizo con imágenes comprometidas mediante la colaboración de una amiga que se hizo pasar por su novia en Internet

SantiagoActualizado:

Este lunes pasarán a disposición parte de los detenidos este fin de semana en Lugo como presuntos autores de un delito de extorsión y amenazas contra un matrimonio y su hijo, utilizando fotos íntimas de este último que habían conseguido mediante engaños. Fueron los padres de la víctima, una pareja de avanzada edad, quienes formularon la denuncia ante la Policía Nacional, comunicando la extorsión a la que estaban siendo sometidos. La pareja, informa Ep, contó a los agentes que un grupo de personas, a las que llegaron a dar hasta 60.000 euros, les había hecho creer que su hijo había contraído varias deudas y les exigían que las pagaran, amenazándolos con agredir a su hijo e incluso diciéndoles que lo iban a matar. Dos de los detenidos han quedado en libertad y están investigados, mientras que otros tres, informa Efe, pasarán a disposición de la autoridad judicial este lunes.

El cerebro de la banda era un hombre que conocía a la víctima por su trabajo y sabía que era «una persona vulnerable», de modo que «con ayuda de unas amigas» trazó un plan para obtener dinero. Una de las mujeres detenidas estableció contacto con él a través de Internet y consiguió que le remitiese unas fotografías suyas en actitud comprometida haciéndose pasar por su novia. Posteriormente, la banda empleó esas fotografías para amedrentar a la víctima y conseguir dinero. En un principio, informa Efe, la víctima hizo creer a sus padres que necesitaba el dinero para hacer frente a unas deudas de juego, después, acabó por contarles la verdad.

La extorsión duró casi un año, un periodo de tiempo en el que la banda amenzó al hombre con que «empapelarían» la ciudad de Lugo con sus fotos y que iban a denunciarlo a la Policía por mandar esas imágenes. Los agentes investigadores, con los datos aportados, realizaron una serie de indagaciones y comprobaciones, y diseñaron un operativo policial que les permitió la detención de un miembro de la banda cuando estaba recibiendo 7.000 euros como parte de la extorsión.