José Manuel Busto, durante un viaje a Japón tras el examen de selección
José Manuel Busto, durante un viaje a Japón tras el examen de selección - ABC
GALICIA

La nota más alta del MIR ya ha elegido destino

El gallego José Manuel Busto hará la especialidad de dermatología en el hospital La Paz de Madrid

SantiagoActualizado:

José Manuel Busto se presentó al examen MIR con los deberes hechos y mucha prudencia. Tanta, que al final el duro proceso de selección se mostró un poco desanimado porque el examen no le había salido como él esperaba. Los resultados lo pillaron en Japón, un viaje con el que trató de desconectar de tantos meses de estudio que al final valieron la pena. Porque este gallego logró imponerse a los más de 15.000 aspirantes al obtener la calificación más alta. Una nota que le abrió la puerta de todos los centros de salud y hospitales del país, en los que podía escoger, el primero, la especialidad que desease. En un primer momento, José Manuel reconoció que dudaba entre la dermatología o la pediatría, pero la decisión ya está tomada.

El estudiante mejor preparado de España se trasladará en breve a Madrid para convertirse en dermatólogo en el hospital La Paz. Las buenas vibraciones que le dio este lugar le ayudaron a decidirse, consciente de la presión de que tenía todo un abanico de posibilidades abierto. Así lo reconoció durante el acto de asignación de destinos que tuvo lugar esta semana y en el que Busto reconoció sentirse muy feliz por su opción, una especialidad que califica como «muy dinámica y visual, que además reúne todo lo que busco». Con solo 24 preguntas falladas de un total de 200, este gallego que despuntó ya desde sus tiempos en el instituto iniciará ahora un nuevo camino en el hospital de referencia para el área a la que dedicará su carrera.

José Manuel se enteró de su noticia al ver una noticia en Internet que lo situaba a la cabeza de la lista. «Es cierto que al hacer la plantilla en la academia supe que había hecho un buen examen» reconoció en una entrevista con Redacción Médica, pero nunca se había esperado dar la campanada de esa manera. «Tanto la carrera como estos meses han sido muy duros, pero al final todo tiene su recompensa» manifestó el futuro dermatólogo al encontrarse con sus compañeros en la selección de destinos. «Estas semanas que vienen me dedicaré a coger fuerzas para llegar con mucho ímpetu y hacerlo lo mejor posible» confesó Busto.