Rafa Domínguez, candidato del PP a la alcaldía de Pontevedra
Rafa Domínguez, candidato del PP a la alcaldía de Pontevedra - ABC
ENTREVISTA AL CANDIDATO POPULAR EN PONTEVEDRA

Rafa Domínguez (PP): «No podemos permitirnos el lujo de que Ence cierre por fanatismo»

No rechaza el modelo de Lores pero advierte:«Después de 20 años, su proyecto está agotado»

SantiagoActualizado:

En la campaña de las elecciones generales, en un mitin al que asistió Mariano Rajoy, el candidato del PPRafa Domínguez (1976) indicó al expresidente del Gobierno que «lo segundo» que hará, si llega a la alcaldía de Pontevedra, será retirar el nombramiento de «persona non grata». Lo primero, levantar el recurso del BNG contra Ence.

Cuando se habla de sacar a Ence de la ría a toda costa, ¿el trasfondo es puramente ideológico?

Es una empresa que hace 30, 20 años contaminaba mucho, que ahora mismo cumple todos los parámetros medioambientales no solo gallegos, no solo nacionales, sino europeos, que son probablemente los más estrictos que hay en el mundo. Pero hay un fanatismo de gente que recuerda aquella antigua fábrica de celulosa, que efectivamente contaminaba, y ahora les da igual que la gente no tenga trabajo, les da igual que Pontevedra sea la ciudad con más paro de Galicia. Lo único que les preocupa es exigir que se cierre la empresa en base a unos acuerdos ideológicos y no les preocupa el empleo. Estoy de acuerdo en que lo que hay que hacer es pensar que Pontevedra es bonita, hacerla más bonita, y sobre todo, empleo, empleo y empleo.

Propone, de hecho, reforzar la industria del papel

Apostamos por una ciudad en la que el modelo está bien pero falta un proyecto económico. Tenemos la ciudad con mayor paro de las siete ciudades gallegas, con la creación de empleo más baja, con la renta per cápita más baja, con el número de empresas que se crean más bajo de toda Galicia. No podemos permitirnos el lujo de que la empresa más importante se cierre, poniendo en jaque no solo a 800 familias que se van a la calle, sino a cientos y cientos de familias que verían cómo Pontevedra va a ahondar una crisis que ya tiene, siendo la ciudad con más paro. ¿Cuál es una de las alternativas? Cerrar el ciclo del papel en nuestro entorno, lo que generaría muchísimo trabajo y muchísima riqueza

Y potenciar la ría

Abrir Pontevedra a la ría. Quien conoce Pontevedra sabe que, durante años, vivió de espaldas a la ría. La generación de polos de atracción creando una zona de ocio. Un parking con 540 plazas que será gratuito en horario comercial. Una zona que ahora tiene todos los bajos cerrados, en la que la gente solo puede ir a pasear. Que Pontevedra recupere su relación con la ría

Usted, que es médico, diagnostica el paro como principal enfermedad de Pontevedra. ¿Qué otras dolencias resultan preocupantes?

Tiene muchísimas. Es la única ciudad de España de más de 50.000 habitantes que no tiene transporte público urbano, pero también en la que el modelo de ciudad se asienta en el centro y los barrios periféricos no pueden disfrutar de ella, que tiene completamente abandonadas las parroquias. Muchas no tienen ni siquiera un saneamiento digno, o ningún tipo de saneamiento, lo que es peor.

El BNG descuida la periferia

Completamente. Sales un poco del centro y la mayoría de los barrios periféricos están completamente abandonados y sin ningún tipo de inversión. Ya no te hablo del rural, de las parroquias. La inversión en las parroquias es ínfima, es mínima. Hay que invertir para todos igual. No puede ser que todas las actuaciones que ha hecho [Miguel Anxo Fernández] Lores en estos cuatro años estén situadas en un kilómetro cuadrado. Hay que gestionar muchísimo mejor los recursos públicos. No puede haber pontevedreses de primera y de segunda

El alcalde lleva 20 años en la «poltrona», como usted la califica. ¿Cómo se le saca de ahí?

Todas las personas, y Lores también, tienen sus momentos. Y Lores, los primeros años, hay que reconocerlo, lo hizo razonablemente bien, con unas actuaciones urbanísticas de las que todos nos sentimos orgullosos. Ir contra ese modelo es un error y yo lo acepto y lo abrazo. Ahora bien, llega un momento, después de 20 años, que uno se cansa, su proyecto está agotado. 20 años en política son muchísimos años, y creo que la gente está empezando a detectar que hay una alternativa, y que la alternativa es el PP y es Rafa Domínguez.

¿Y cómo se convence de esa alternativa a los pontevedreses?

Estamos por tierra, mar y aire. Estamos en redes sociales muy activos. Pero además estamos haciendo una cosa desde que llevo yo, que es 9 meses. Primero hemos intentado convencer a los nuestros. He hablado personalmente y he llamado a todos los afiliados del PP. Todos los que han tenido disponibilidad se han pasado por la sede y me he entrevistado con ellos. Después, dirigiéndome al pueblo persona a persona, explicando mi proyecto.

¿Al PP le cuesta que cuaje su discurso en las ciudades?

Creo que el PP, sobre todo en las últimas generales, se ha alejado un poco de lo que es la gente. El PP de Galicia, que es el que mejor se ha comportado, se ha parecido siempre mucho a la gente de Galicia. El PP de Pontevedra se está pareciendo muchísimo a la gente de Pontevedra y eso lo vamos a notar.

El 28-A les espolea.

No hemos parado ni un minuto. Salvo la noche electoral, que siempre estás un pelín más triste, al día siguiente a las 8 de la mañana estábamos todos ya con una sonrisa trabajando en unas elecciones que son distintas, en las que llevamos 9 meses trabajando como bestias pardas, y la verdad es que muy, muy contento de la respuesta que estamos teniendo en la calle.

¿Pactaría contra Lores?

Es muy pronto. Mi objetivo es ser la fuerza más votada y tener capacidad de poder gestionar el Ayuntamiento como alcalde. Estamos viendo día a día la ilusión y las ganas de cambio. Creo que el descontento con el alcalde es cada vez mayor. Estoy muy confiado en sacar un resultado electoral francamente bueno.

Se le nota optimista.

Muy optimista y muy confiado. Es lo que me está transmitiendo la gente.