Leiceaga, Narbona y Caballero esta mañana en Santiago de Compostela
Leiceaga, Narbona y Caballero esta mañana en Santiago de Compostela - XOÁN REY/EFE
PSOE

Narbona no ve el pacto con Cs: «Llevan tiempo ya insultándonos»

Advierte que Vox ya se deja sentir en Andalucía aunque no esté en el Gobierno

SantiagoActualizado:

La presidenta del PSOE no tiene dudas sobre un posible pacto con Ciudadanos. Cristina Narbona se sumó hoy a la campaña gallega con parada en Santiago, donde se reunió con los candidatos, y Lugo, acompañando a Gonzalo Caballero en un paseo por la ciudad. En la capital gallega Narbona aseguró que Pedro Sánchez ya dejó claro en el último debate que no tiene intención de aliarse con la formación de Albert Rivera.

Pedro Sánchez dijo «con toda claridad» que «no estaba en sus planes» pactar con un partido que ha puesto un «cordón sanitario» al PSOE, aseveró la presidenta del partido. «Llevan ya un tiempo insultándonos, descalificándonos como partido. No parece la mejor forma de aproximarse a una eventualidad de gobierno con el PSOE», añadió sobre Ciudadanos.

Narbona volvió a lanzar el mensaje fetiche del PSOE durante esta campaña. Según informa Ep, apeló a la «movilización de todos los demócratas» en las elecciones generales del próximo domingo y avisó de que, aunque «no está formalmente en el Gobierno de Andalucía», Vox «ya se deja sentir» en las medidas adoptadas. La presidenta del PSOE llamó a la participación en las urnas «frente a la eventualidad» de que en España se «produzca una involución» a causa del «peso de un partido de ultraderecha» que ya «condiciona la agenda política» en Andalucía.

La dirigente socialista ve la huella de Vox en medidas como la eliminación del impuesto de sucesiones andaluz, que «solo existía ya para quien tuviera un patrimonio de más de un millón de euros», un colectivo, dijo, que no son precisamente «clases medias o trabajadores». Por ello, llamó a «frenar» tanto en España como en las próximas elecciones europeas el «avance de los partidos de la ultraderecha que solo pueden llevar a un aumento de las desigualdades, de la crispación y de métodos en absoluto democráticos de gobierno».

La misma idea repitió el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero. «Nos jugamos mucho, nos jugamos el retroceso que supone un gobierno tripartito de la derecha con la ultraderecha, frente al avance que representa el Partido Socialista», defendió.