Miguel Anxo Fernández Lores ejerciendo su derecho a voto
Miguel Anxo Fernández Lores ejerciendo su derecho a voto - EFE
ELECIONES MUNICIPALES-PONTEVEDRA

El nacionalista Lores encara su sexto mandato

Pierde un concejal ante el ascenso del PP de Rafael Domínguez y la pérdida de representación de la Marea

Elecciones 2019: sigue en directo los resultados del 26M

SantiagoActualizado:

Pontevedra vuelve a erigirse como el feudo del BNG. Veinte años después de tomar el bastón de mando, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores conservará la alcaldía. Aunque las encuestas a pie de urna le daban la mayoría absoluta, Lores finalmente pierde un concejal con respecto a 2015 y se queda con 11 concejales. En la ciudad del Lérez, el PP de Rafael Domínguez incrementa su representación y gana dos concejales hasta los 9. El PSOE también araña un edil más y llega a los 4. Lo hace a costa de la desaparición del rupturisimo. Ciudadanos aguanta su único concejal.

Los pontevedreses siguen respaldando a su alcalde, el más veterano de las siete ciudades gallegas. Lores, que puede presumir de haber alcanzado diferentes premios internacionales por su modelo de ciudad para las personas, pierde apoyos y se queda a dos ediles de lograr la mayoría absoluta. El nacionalista nunca ha logrado pasar de 12 de los 25 concejales con los que cuenta el Consistorio. En los próximos cuatro años, Lores tendrá que apoyarse en el PSOE para gobernar, que sube su representación. Ya lo hizo en el pasado. La posición de ambos partidos a favor de la salida de la pastera de Ence en la ría, uno de los argumentos con los que trató de golpearlos el PP, no les ha pasado factura este 26-M.

El resultado no ha sido malo de todos modos para los populares capitaneados por Rafael Domínguez. También cotizan al alza con dos concelajes más y estarán nuevamente al frente de la oposición. Ciudadanos logra finalmente mantenerse en el Ayuntamiento y retiene a su único concejal.

Al igual que en el resto de las ciudades gallegas, el rupturismo también tropieza en Pontevedra. Marea de Pontevedra, fiel al exmagistrado Luís Villares, pierde sus dos concejales. Tampoco obtiene representación la marca de Unidas Podemos (Podemos-EU Son en Común). La fragmentación los penaliza, dado que pierden votantes pero no tantos. Con el 96,27% de los votos escrutados, ambas candidaturas suman 2.654 sufragios, 568 menos, que en 2015. Pero más de los que necesitó Cs para entrar en el Ayuntamiento.