Alumnos en una escuela gallega
Alumnos en una escuela gallega - MIGUEL MUÑIZ
O CARBALLIÑO

Multa de 1.500 euros a unos padres por permitir que su hijo no acudiese regularmente a clase

El menor acumuló un total de 3.557 faltas de asistencia a lo largo de varios cursos académicos

SantiagoActualizado:

El Ministerio Fiscal solicitaba hasta seis meses de prisión, pero al final tras llegar a un acuerdo entre las partes la pena ascenderá a 1.500 euros de multa. Los padres de un menor de O Carballiño (Orense) reconocieron este lunes su responsabilidad en las reiteradas faltas de asistencia a clases de su hijo. El menor llegó a acumular un total de 3.557 a lo largo de varios cursos académicos.

En un primer momento, la Fiscalía solicitaba para los progenitores seis meses de prisión por un delito de abandono de menores, pero finalmente el abogado de la defensa y el Ministerio Fiscal llegaron a un acuerdo, después de que los encausados reconociesen los hechos. Los padres asumirán una pena a cada uno de ellos de seis meses de multa a razón de 4 euros al día. En total son casi 1.500 euros.

En este contexto, la magistrada juez ha considerado que los acusados «incumpliendo los deberes de asistencia y cuidado a los que están obligados respecto de su hijo menor de edad, y con pleno conocimiento, consintieron que no asistiera regularmente a clases».

Asimismo, la sentencia recoge el informe de absentismo escolar del menor que suma en total 3.557 faltas a lo largo de siete cursos académicos. Las faltas empezaron a producirse en el curso 2010-2011 y finalizaron en diciembre del 2018. Los progenitores tan sólo justificaron 214 faltas de las 224 que el menor tuvo en el curso escolar 2014-2015.