El altercado ocurrió en la zona de Torneiros, en O Porriño
El altercado ocurrió en la zona de Torneiros, en O Porriño - MUÑIZ
Sucesos

Una menor y un joven heridos de bala en una pedida de mano en O Porriño

Las primeras hipótesis enmarcan los hechos en el conflicto abierto entre gitanos gallegos y zamoranos. Los jóvenes fueron alcanzados por disparos lanzados al techo por un pistolero que se dio a la fuga

SantiagoActualizado:

Una fiesta de pedida de mano que acabó en tragedia. Dos jóvenes, una menor de 15 años y un chico de 18, han necesitado asistencia quirúrgica urgente tras ser alcanzados por los disparos de un individio, presuntamente de un clan rival, que irrumpió en la celebración. Los hechos ocurrieron de madrugada en la localidad pontevedresa de O Porriño, cuando las familias de los novios, del clan gitano de los zamoranos, festejaba el compromiso. Tras irrumpir en el salón y vaciar contra el techo el cargador, el autor de los disparos se dio a la fuga, asistido por un cómplice que lo esperaba en el exterior a bordo de un Seat Toledo.

Fue en el en torno de la una y media, según han informado fuentes de la Guardia Civil a Ep, cuando la celebración saltó por los aires en el centro multiusos del barrio de Torneiros. El joven irrumpió en el espacio de celebraciones del pabellón y comenzó a disparar al techo. Varias balas rebotaron alcanzando a los dos jóvenes heridos: la chica de 15 años sufrió lesiones en la cara y tuvo que ser trasladada al hospital Povisa de Vigo, para ser intervenida en el servicio de Maxilofacial. El joven recibió el impacto en el omóplato y está hospitalizado en el centro Álvaro Cunqueiro tras una operación de urgencia.

Según ha indicado la Guardia Civil, se está buscando al joven huido. Aunque de momento la investigación permanece abierta, se baraja la hipótesis de que los hechos puedan estar relacionados con el conflicto que mantienen los clanes de los gallegos y los zamoranos, aunque este extremo no ha sido confirmado de forma oficial.

No sería la primera vez que ambos grupos se atacan a tiros. En el año 2015, en medio del conflicto que mantenían los clanes en torno a los mercadillos, un miembro de los zamoranos fue tiroteado en un túnel de la autovía de circunvalación de Vigo, cuando regresaban a O Porriño tras participar en el mercadillo vigués de Coia. Antes, en 2014, más de un centenar de familias zamoranas habían acatado un mes de destierro a Castilla. Las tensiones entre ambos grupos mantuvieron clausurados durante meses los mercados de Bouzas y Coia, en la ciudad de Vigo.