Un jabalí cruzando una vía urbana en una imagen de archivo
Un jabalí cruzando una vía urbana en una imagen de archivo - ABC
Fauna salvaje

Lugo utilizará arqueros profesionales para abatir jabalíes en el centro urbano

El protocolo acordado entre el Gobierno autonómico y municipal para combatir las recurrentes incursiones de esta especie en la ciudad incluye la colocación de jaulas trampa en vías de acceso

SantiagoActualizado:

La presencia de jabalíes en el centro urbano de la ciudad de Lugo se ha convertido en un problema recurrente. Este martes, la Xunta tomaba cartas en el asunto acordando con el gobierno municipal un protocolo de actuación para el control de la especie que incluye la realización de batidas de jabalíes a cargo de arqueros profesionales (para evitar las armas de fuego).

A través del protocolo suscrito este martes se instalarán jaulas en distintas parcelas del término municipal lucense que sirven como zonas de paso para esta especie. Las jaulas, indicó el delegado de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, se ubicarán en lugares «escogidos con la máxima discreción porque si se conoce las localizaciones la presencia de curioso puede ahuyentar las manadas».

Además, informó Ep, el protocolo abre la puerta a realizar, en función de la efectividad de las jaulas, batidas de jabalíes con arqueros profesionales. Las batidas se llevarían a cabo de noche y los arqueros estarían acompañados por efectivos de las fuerzas de seguridad.

Balseiro comentó que el plan diseñado para Lugo tiene carácter experimental y, en caso de resultar positivo, podría extenderse a otros puntos de la comunidad donde los jabalíes realizan incursiones en zonas urbanas.

La utilización de arqueros para realizar batidas de jabalíes ha sido criticada por el colectivo animalista Libera, que ha calificado la medida como «ocurrencia de bar, paracientífica e injustificada».

Libera, que ha avanzado que pedirá la paralización de la medida al Defensor del Pueblo autonómico, ha recordado que esta actuación se desarrolló con un saldo de «cero capturas» en los ayuntamientos coruñeses de Cambre en 2016 y en Fene en 2014. Alertan además de la «peligrosidad» que, dicen, supondrían las batidas para los vecinos de Lugo y critican la «crueldad de una modalidad de caza que llega a causar un terrible sufrimiento a los animales alcanzados por las flechas».