Antón Barreiro
Antón Barreiro - CEDIDA
AVANCES

La USC lidera la investigación sobre un fármaco para lesiones medulares

El proyecto recibirá una financiación de 100.000 euros anuales y durará de 2 a 3 años

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Universidade de Santiago de Compostela, y más concretamente el investigador Antón Barreiro, que pertenece al Departamento de Biología Funcional, encabezarán un proyecto internacional que buscará determinar el uso potencial del fármaco baclofen para el tratamiento de lesiones medulares. Concretamente, y según explicó Barreiro a este diario, se buscará «la mejora neurológica de estos pacientes». Esta oportunidad parte, cuenta Barreiro, de una publicación que realizó el año pasado el grupo de la USC dirigido por Barreiro y por la profesora María Celina Rodicio. En ella se «demuestra que, si se trata a peces que tenían la lesión medular con este fármaco, se prevenía la muerte neuronal y se facilita la regeneración», explica.

A partir de ahí es cuando se establece el contacto con los grupos internacionales, para «tratar de probar este fármaco en modelos de lesión en ratones. Además, tenemos los estudios observacionales en humanos», remata Barreiro al otro lado del teléfono.

En concreto, también están implicadas la portuguesa Universidade do Minho, que se sitúa en Braga, y la canadiense British Columbia, localizada en Vancouver. El proceso fue el siguiente: desde Santiago se contactó con los compañeros portugueses para que pudiesen aportar su granito de arena a este proyecto. «Ellos también estaban trabajando en lesiones medulares, y les ofrecimos la oportunidad, ya que querían probar este fármaco con nosotros en su modelo con ratones», argumenta. En medio de esa colaboración, fue cuando fueron contactados por el grupo de Canadá: ellos eran los que estaban trabajando en seres humanos.

Además, los estudios preliminares parecen indicar que puede haber buenas noticias, ya que «la administración del fármaco favorece la recuperación neurológica en roedores y humanos». Si se confirma, mejoraría la vida de las personas que sufren este tipo de lesiones. «Está todavía en estudio», recuerda, y remarca que «no se da una pastilla y se levantan de la silla. Serían pequeñas mejoras que favorecerían la recuperación neurológica». El baclofen ya se usa para complicaciones secundarias a la lesión, como la espasticidad.

Financiación

El montante de este estudio será de 100.000 euros por cada año de proyecto, que tendrá una duración de dos años, con la posibilidad de prorrogarlo un tercero. La financiación de esta investigación provendrá de la Fundación Wings For Life, especializada internacionalmente en dotar económicamente a proyectos en el campo de las lesiones de médula. La obtención del dinero se realizó a través de una convocatoria de proyectos que contaba con dos etapas.