Lara Méndez posa con el bastón de mando, instantes después de ser elegida alcaldesa
Lara Méndez posa con el bastón de mando, instantes después de ser elegida alcaldesa - EFE
CONSTITUCIÓN DE CONCELLOS

Lara Méndez, reelegida alcaldesa de Lugo gracias a los votos del BNG

Apela al «resto de administraciones» para que estén «a la altura de los compromisos adquiridos» con los lucenses

SANTIAGOActualizado:

Lugo tendrá cuatro años más como alcaldesa a la socialista Lara Méndez, que este sábado ha tomado posesión del cargo, y afronta así su segunda legislatura como regidora. La principal novedad de este nuevo mandato será que gobernará en coalición con el BNG, cuyos cinco votos —sumados a los ocho de los socialistas— han sido imprescindibles para su elección. Ambas formaciones firmaron el viernes el acuerdo de coalición para la legislatura. El candidato popular Ramón Carballo, el más votado en las elecciones, solo ha obtenido los diez apoyos de su grupo, mientras que Ciudadanos respaldó a su portavoz, Olga Louzao, con dos apoyos.

Durante su intervención, ya con el bastón de mando en sus manos, la regidora local agradeció a los lucenses su apoyo y recordó que los miembros de la corporación municipal nunca deben olvidar que «están a su servicio». «Lo más reconfortante de estos cuatro años como alcaldesa de Lugo fue que la gente se dirigiese a mí por la calle por mi nombre de pila», dijo la alcaldesa, porque «en nuestros puestos de servidores públicos no debemos olvidar que somos unos ciudadanos más», informa Efe.

La regidora local prometió que «este nuevo gobierno tejerá con cariño en los próximos cuatro años un municipio que afronta grandes retos, con el fin de situarlo en los mejores estándares de calidad de vida, estándares que beneficien a un ayuntamiento 8-80, donde puedan desarrollarse en plenitud tanto un niño de ocho años como un mayor de ochenta». También recordó que «Lugo no puede ni debe caminar sola», por lo que «el resto de administraciones deben estar a la altura de los compromisos adquiridos con los y con las lucenses, compromisos que llevan muchos años ya de atrasos».

«Para eso, desde el gobierno mantendremos los puentes y las manos tendidas para alcanzar acuerdos con el Gobierno central, la Xunta de Galicia y la Diputación», aseguró. Al finalizar el pleno de investidura, la alcaldesa reconoció que el de hoy «es un día emocionante, lleno de ilusiones, con muchos recuerdos como hace cuatro años, con una gran ilusión, con un sentimiento de orgullo tremendo y con una gran responsabilidad, más si cabe ahora por el propio conocimiento de la administración local».

En declaraciones a los medios de comunicación, Lara Méndez ha señalado que ese conocimiento del funcionamiento de la administración local hace que afronte este mandato con «más responsabilidad si cabe» que hace cuatro años, pero «con la misma ilusión y con las mismas ganas» y con el compromiso de seguir poniendo «esfuerzo» en cada una «de las acciones» que lleve adelante el gobierno municipal.

«Por lo tanto, un día feliz, en el que abrimos una nueva etapa de nuestra ciudad y de nuestra historia. Un nuevo mandato que esperemos que esté lleno de aciertos, porque esto redundará siempre en el conjunto de la ciudadanía. Aciertos por parte del gobierno y aciertos por parte de la oposición, porque eso será bueno para Lugo», ha añadido.

El portavoz del Partido Popular, Ramón Carballo, lamentó que en el inicio de este mandato «todo apunta a que va a ser lo mismo o más de lo mismo», pero «con una diferencia, porque va a formar parte de este gobierno un grupo» que «por su forma de acatar la Constitución», deja claro «con quien vamos a jugar en estos próximos cuatro años». «Mi primera crítica va hacia» la fórmula elegida por los ediles del BNG para prometer su cargo «por imperativo legal», porque «nuestras normas no deberían acatarse por imperativo legal».

En cuanto a la alcaldesa, dijo que su discurso «fue muy pobre» y «más de lo mismo». «Esperemos que tomen impulso. Tendremos un tiempo de espera. Pero las promesas de hoy han sido muy pobres para el Ayuntamiento de Lugo. No nos espera ninguna novedad frente a los últimos cuatro años de parálisis. Si el Ayuntamiento tiene más de 40 millones de euros en cuenta, ese dinero debería estar invertido en los vecinos de Lugo, lo que dice poco de la gestión pasada», ha lamentado.